20180312042551-comerio.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay         Foto: Reynaldo López Peña

Una aguda mirada a las deficiencias que hoy empañan la calidad de los servicios del Comercio y la Gastronomía en la provincia, fue el eje central de los análisis del programa de participación Latir del Pueblo, el cual también abordó lo relacionado con el proceso organizativo previo a las elecciones, que  se realizaron en todo el país este domingo 11 de marzo.

Mala organización en diversas unidades comerciales, retrasos en la prestación de servicios y  la ausencia de algunos productos – luego revendidos en la calle por los conocidos acaparadores- salieron a relucir como los mayores problemas que impiden que los tuneros reciban la atención que merecen y esperan, según las investigaciones de los colegas de Radio Victoria.

El pesaje de los alimentos que se expenden en las bodegas se sumó a las diversas opiniones traídas al debate público, las cuales hicieron hincapié en lo desprotegido que está el cliente en esos establecimientos. El contraste de la distribución en esta capital respecto a los municipios y la mala elaboración de las ofertas gastronómicas, incluida la falta de higiene y la desatención que reciben de sus trabajadores fueron criterios de insatisfacción recurrentes en esta emisión.

Los oyentes testificaron sus quejas con el trato que recibieron en el hotel Caribe, Las Copas y el “1876”, mientras hicieron notar la diferencia con los que brindan los locales particulares, a pesar de ser más caros. Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y primer secretario en Las Tunas, alertó, una vez más, que el sistema de la Gastronomía está como estancado y “se dan cuenta de un grupo de deficiencias cuando las personas las denuncian”.

En municipios como Amancio, Jesús Menéndez y  Jobabo también existen inconformidades, pero igual se manifiestan de una manera u otra en los restantes, lo cual puso en evidencia que los problemas en los servicios comerciales y gastronómicos del territorio están asociados a los recursos humanos, la falta de control, exigencia sistemática y la actitud de los cuadros, y no a las carencias materiales y los desabastecimientos, como se puntualizó en el análisis del tema.

La cercanía a la convocatoria y la realización de las elecciones de este domingo fueron tratadas en Latir del Pueblo, que otra vez abrió sus micrófonos para pulsar el sentir ciudadano y corroboró esa voluntad de unidad que marca hoy las votaciones generales en Las Tunas, donde los colegios abrieron desde las seis de la mañana y primó la tranquilidad y masividad que distinguen este proceso en Cuba.