20171205170416-dia-constructor-tunas-1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: Reynaldo López

Las Tunas.- Una mirada crítica a la construcción de viviendas en los distintos municipios de la  provincia fue el tema esencial del programa de participación ciudadana Latir del Pueblo, de este sábado último, en el cual se analizaron las inquietudes de la población y las acciones que se realizan para resolver los atrasos que existen en los polos constructivos, la mala calidad de las obras y la atención a los damnificados que esperan por solución, luego de ser afectados por los ciclones desde el 2008, con el Ike.

En la sureña localidad de Jesús Menéndez, por ejemplo, se trabaja con el apoyo de las familias perjudicadas por esos fenómenos meteorológicos y con el apadrinamiento de varios organismos, en unas diez viviendas. Según el reporte del colega Luis Enrique Escobar, el MICONS es el más moroso en la ejecución de las casas, en tanto hay algunas paralizadas porque los futuros propietarios no están de acuerdo en que las terminen con mampuesto, después de esperar más de una década  y haberlas levantado con bloques, aunque agradecen las facilidades temporales brindadas por el gobierno.  

Al respecto, el director municipal de la Vivienda informó en el debate que ya esos damnificados están conformes  de continuarlas con los nuevos proyectos, que responden a las condiciones económicas actuales del país y la enorme cifra de tuneros que están en estos casos, ya que con el azote de Ike más de 80 mil hogares fueron dañados y de ellos, unos 13 mil 600 con derrumbe total.

De ahí que la provincia ponga su directriz en abrir polos de viviendas en los ocho municipios y buscar alternativas que den un viraje total a la compleja situación. “Latir del Pueblo” dejó claro que hay que rescatar los tiempos de esplendor, cuando Las Tunas marcó pautas en la entrega de inmuebles con el apoyo popular y el cumplimiento de los compromisos contraídos por los organismos inversionistas.

En Manatí se destaca el avance, sin que la premura afecte la calidad por violaciones de las normas técnicas, al tiempo que se informó que hay una respuesta positiva de quienes serán beneficiados y de los sectores que asumen y apoyan la tarea.

Santana Santiesteban puntualizó que en el programa deben incluirse personas con problemas de vida y requieren casas, ante las posibilidades y potencialidad que tiene este movimiento popular y los polos abiertos en el territorio, y llamó a los vicepresidentes de las asambleas municipales del Poder Popular a resolverlos, a partir de las llamadas recibidas de los oyentes para comunicar situaciones concretas críticas o quejas de malos procedimientos de atención.

En Puerto Padre el plan de 29 viviendas para el presente año resulta discreto, ante el creciente deterioro del fondo habitacional y las necesidades sociales. Así lo hace constar el colega Gabriel Peña, a partir de entrevistas a los damnificados, quienes pusieron en el ruedo del análisis las irregularidades que malogran los empeños de encontrar soluciones rápidas y coherentes, las cuales evidentemente existen a pesar de las explicaciones dadas por las autoridades locales.

El polo constructivo de esta capital está ubicado en el reparto Sosa Oeste y no son pocos los retos, indicó el periodista Julián Velázquez en su reporte, donde resalta que ante la demora de los trámites, la poca información a la población y el tiempo que llevan esperando por respuestas los perjudicados por los huracanes, hay solares ocupados de manera ilegal.

La directora municipal de la Vivienda indicó en el debate que todavía están pendiente 571 familias que perdieron sus hogares con el azote de Ike, las cuales fueron incluidas en el movimiento popular, así como los casos críticos que se posesionaron de los terrenos. Educación, la Agricultura, el MICONS y Mantenimiento Constructivo apadrinan este proyecto, el cual se extenderá a Bartle y Becerra.

El Primer Secretario recalcó en la necesidad de consolidar los mecanismos existentes en la cabecera provincial y sumar a cuantas personas demanden una casa, ya sea por un evento u otro o por la vida.

En la zona sur, Colombia mejorará su fondo habitacional con seis polos de viviendas, cada uno con un promedio de diez. Existe el mismo optimismo en Jobabo y los organismos comprometidos, aunque reconocen la morosidad en su arrancada, se organizan e involucran a los propietarios para que más temprano que tarde se satisfagan las urgencias, a pesar de que solo hay presupuesto local para tres domicilios y no se proyectó el 2018.

Amancio y Majibacoa tampoco quedan insensibles a este movimiento y, con el espíritu de los beneficiados, los caminos se enderezan y hubo coincidencia en que el mampuesto bien puesto puede ser la felicidad duradera, desde la calidad de domicilios confortables y una vida mejor, como señaló Lilian González, presidenta del Consejo de Administración de la provincia, quien destacó además que retomar esta idea permitirá utilizar mejor los recursos y será una solución viable y sostenible para tuneras y tuneros por su carácter popular.

Resta, entonces, que los 23 centros de producción de materiales de la construcción del territorio echen a andar y cada quien, empezando por los delegados de circunscripción, no conviertan la responsabilidad en palabras sueltas. Los necesitados confían y de seguro no faltarán a pie de obra. Vale que los demás tampoco.