20170810223306-ddd4.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay  Fotos: Rey López

Las fotos son como los troncos de los árboles… quitas ramas, hojas, flores, frutos e, incluso, raíces y no mueren. Se aferran a la tierra, te hacen entregar al menos una gota de sudor para intentar eliminarlos, se resisten a la muerte y al olvido.

Siento que los retratos se parecen. Estas fotos de ahora guardan 39 años de cuantos sentimientos suceden en un colectivo –que con los días se vuelve familia amén de afinidades y amistad-, el cual (a mi modo) aprendió de pronto a subir escaleras a golpe de retos, llanto, impotencia, frustraciones y alegrías.

Es la historia en imágenes de ideas que convergen allí donde la profesión es compromiso, ansiedad, lealtad, convergencia. No están todas. Nuestro estelar Reynaldo López Peña las tiene en su archivo, pero esta, donde junto a Luis Ramiro Segura García, el director vitalicio, nos acercamos algunos a “puchuncharle” el abrazo del cumpleaños del periódico 26  de Las Tunas es símbolo de la fraternidad de todos.

Claro, ¡cuántas veces en 39 calendarios, con todas sus horas y segundos, nos habremos puestos bravos y contentos con sus decisiones! ¡Cuántas pataletas cuando nos cambia un titular y no entendemos! Uffff… desde una novela de Corín Tellado hasta Agatha Christie, pero siempre esa pertenencia que hace “tirar para adelante, con carro y a pie, con horas extras de extra     inning, con impresoras y cámaras rotas…

Redacción… un periódico es un periódico. Acá momentos también con mi hijo y mi familia, que saben de todos mis traca-traca desde que empecé en esta profesión de cuerda floja, pero mi profesión, la que amo y amaré hasta el silencio total.

Vaya, que estas fotos serán siempre los árboles…. Se les caen las hojas, pero el tronco sigue ahí.