20170714044820-playas.jpg

 

 

Graciela Guerrero Garay      Foto: Rey López

Una mirada desde el criterio popular a todo el funcionamiento del recién estrenado verano tuvo lugar este fin de semana en el programa Latir del Pueblo, donde se informó con detalles de la estrategia  concebida para el disfrute de las vacaciones masivas de estudiantes y trabajadores, durante este mes y agosto.

Con la presencia de Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central  y primer secretario del Partido en Las Tunas, los distintos organismos del Poder Popular y representantes de las empresas encargadas de garantizar las ofertas gastronómicas y el óptimo desarrollo de las actividades recreativas informaron que existen las condiciones mínimas indispensables para que, en las diferentes modalidades, el pueblo disfrute y esta etapa estival supere las expectativas de niños, jóvenes y adultos.

Aún con todo, de manera general hubo un reclamo por incrementar y ser más inteligentes en las propuestas infantiles, pues no todos los parques comunitarios y de alta demanda como el Parque de Diversiones de esta capital tienen la totalidad de sus equipos disponibles. Al respecto, varios oyentes puntualizaron que esta situación se mantiene durante todo el año.

Sobre el particular Santana Santiesteban  orientó a la dirección de Servicios Comunales a resolver con urgencia las condiciones de pintura y puesta en funcionamiento de los aparatos, sobre los cuales se demostró en las investigaciones periodísticas que llevan mucho tiempo rotos y únicamente sirven, generalmente, las patinetas y bicicletas, aunque se aclaró que tiene 26 años de explotación y es de tecnología japonesa, lo cual dificulta mantener la estabilidad en los servicios.

Los mejores aplausos de los tuneros estuvieron dados a las playas del municipio de Puerto Padre, por la variedad de opciones gastronómicas y el mejoramiento general de las villas y la infraestructura logradas en el litoral norte, amén de ser el plato fuerte de las vacaciones en un verano marcado por las altas temperaturas y un semestre de arduo trabajo en todas las esferas de la vida social y económica del territorio.

La reanimación del poblado de Delicias, en esa localidad, con una heladería y el rescate de otras actividades fue una buena noticia, después de que las autoridades gubernamentales reconocieran justo el criterio de sus habitantes de que es un lugar desolado, y que la chequera de los jubilados no alcanza para costearse viajes a las playas u optar por otras ofertas fuera del área, donde no pocas veces influye también la carestía del transporte y el precio.

Aunque es muy pronto para pronósticos certeros, todo apunta a que dejará frutos la voluntad política e institucional puesta en marcha para que la etapa estival del 2017 deje en los tuneros agradables recuerdos. Hasta la fecha, con más satisfacciones que quejas, el tiempo de ocio tiene un rostro bonito en los ocho municipios.

Detalles por concretar, planes con necesidad de ser más realistas y cercanos al deseo popular y trabajar, sobre todo, para que no sean promesas veraniegas son retos del momento. Las vacaciones recién comienzan y la última palabra la dirá el día a día, pero se mueven fichas por un verano mejor.