20170327065024-f0081971.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay   Foto: Granma

Un centro de entrenamiento para la capacitación de profesionales en el uso de la robótica en tratamientos médicos se abrirá, el próximo día 27 de marzo, en el hospital Luis de la Puente Uceda, en el municipio 10 de octubre, en La Habana, con el objetivo de garantizar desde ya la fuerza calificada en ese perfil, el cual no está en funcionamiento por la falta de la tecnología requerida, a la que Cuba no puede acceder por las leyes relacionadas con el bloqueo, impuesto de manera cruel e unilateral por el gobierno de los Estados Unidos. 

En declaraciones a Granma Internacional, el doctor Julián Ruiz Torres, director del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso Luis de la Puente Uceda, dijo que desde hace varios años el MINSAP intenta adquirir el equipamiento para la cirugía robótica y ha sido imposible, porque los fabrica una empresa norteamericana que  tiene prohibido comercializar con la isla.

El también Doctor en Ciencias – señala el artículo – explicó que existen los recursos económicos y el apoyo gubernamental para adquirir los equipos, pero todos los esfuerzos resultaron estériles, por lo que preparan a los profesionales en ese tipo de tecnología para que cuando entre el primer instrumental al país, se ponga a funcionar y pueda curar enfermedades de nuestra población, destacó Ruiz Torres.

La Mayor de las Antillas está en condiciones de comenzar la cirugía robótica, a partir de la experiencia por más de 20 años de práctica en intervenciones quirúrgicas de mínimo acceso, además de contar con centros rectores, cirujanos líderes y médicos certificados en la técnica.

El centro de entrenamiento pretende capacitar a los profesionales que trabajan en unos 120 servicios de cirugía de mínimo acceso a lo largo y ancho del país, así como a otros colegas del continente que cursen pasantías y postgrados en Cuba.

La cirugía robótica se aplica en países desarrollados y los robots trabajan de manera autónoma o semiautónoma, mediante un sistema informático con capacidad para operar, supervisar y corregir patologías con precisión geométrica en las incisiones y suturación.  

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto y condenado por la mayoría de las naciones en la Asamblea General de la ONU impide, hasta hoy, que Cuba adquiera los equipos imprescindibles para aplicar la novedosa cirugía. Empero, con la misma dignidad de resistencia, los especialistas cubanos se adiestran y multiplican conocimientos para brindar, con calidad reconocida a nivel internacional, los servicios médicos  y los beneficios de las altas tecnologías.