20161106195655-telefonia.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la autora

En asuntos de telefonía tampoco se puede cuestionar los avances alcanzados en las últimas décadas en esta oriental provincia de Las Tunas, a pesar de que todavía es cotidiana la añoranza de alguna familia por tener un equipo fijo o alternativo en casa, o portar los más modernos que trajo el servicio móvil.

Como todo fenómeno de masas, que involucra necesidades vitales en determinados momentos y presupone un indicador de desarrollo, las insatisfacciones saltan por encima del progreso y se ponen sobre una cuerda floja los esfuerzos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) en el territorio, única en el país que en el 2015 cumplió sus indicadores económicos y mantiene esta tendencia a las puertas de cerrar el año.

Con todo, prevalecen demoras en la apertura de nuevas capacidades, en reducir las interrupciones telefónicas y resolver los traslados de teléfonos pendientes, tareas que marcan los reclamos del cliente y ponen manchas al laboreo continuado de los trabajadores de este sector, los cuales destacan en las inversiones de la infraestructura de la planta exterior e interior y en los mantenimientos a las redes telefónicas.

Sin embargo, nunca antes existieron tantos teléfonos en Las Tunas, y el proceso de modernización y expansión de ETECSA permite que hoy se beneficien con sus servicios más de 162 mil 130 habitantes, en cualesquiera de sus modalidades, fundamentalmente con la línea móvil que alcanza a 115 mil 156 tuneros, con evidente crecimiento por su alta demanda.

Barriada adentro, hasta en las periferias, encuentras las llamadas cabinas telefónicas, que si bien algunos se quejan de que abundan las de tarjetas y las de menudo muchas veces están llenas, hay que decir que no en todos los lugares ni todas las personas cuidan estos utilitarios e imprescindibles servicios públicos, por lo que ya se adoptan medidas y sus correspondientes sanciones para tal “canibalismo”.

De cualquier modo, el desarrollo sostenido, gradual e indetenible de ETECSA en Las Tunas es incuestionable y, por demás, es otra señal de cómo esta provincia cambia su imagen y toma figura de región en constante movimiento y valiosos atractivos, no solo para sus habitantes, sino para quienes tienen la buena idea de elegirla como destino turístico. Hasta hace poco parecía una utopía decir que por acá 46 mil 900 hogares en los ocho municipios tuneros tuvieran en sus casas telefonía fija o alternativa.