20161026150857-portada-yovotovsb-580x321.jpg

 

 

  • La necesidad de levantar el Bloqueo Económico, Comercial y Financiero impuesto por los Estados Unidos a Cuba encontró, en las últimas jornadas, voces de condena en todo el planeta. Por 24 años consecutivos la Asamblea de la ONU ha votado, en mayoría, a favor de la Resolución presentada por la cancillería cubana. Este miércoles, una vez más, la justicia espera. Cuba no está sola.

Por Graciela Guerrero Garay           Fotos: Cubadebate

Los tuneros estarán muy pendientes este miércoles a las noticias que se difundan sobre la votación en la Asamblea General de la ONU, donde el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, intervendrá en la plenaria con el proyecto de Resolución, que llama al levantamiento de sanciones unilaterales y demuestra los efectos económicos que causa al país, estimados en unos 753 mil 688 millones de dólares, considerando la depreciación de esa moneda frente al valor del oro.

A los habitantes de esta oriental provincia de Las Tunas se sumarán todos los cubanos, quienes en estas últimas semanas mediante mítines, murales, campañas, el avispero juvenil y con etiquetas que han recorrido el mundo entero, como  #CubaEsNuestra,  manifestaron su rechazo a la genocida política del gobierno de los Estados Unidos, impuesta de manera cruel y sostenida por más de medio siglo.

Una información difundida por Granma Digital, bajo la rúbrica de PL,  indica que “del 20 al 26 de septiembre, la Asamblea celebró su 71 debate general anual, foro en el que si bien fue amplio el respaldo al acercamiento Washington – La Habana, igual lo fue el llamado al fin del prolongado cerco”.

Desde este amanecer del 26 de octubre este Balcón Oriental y todo el caimán verde que es la Mayor de las Antillas saben, porque las declaraciones de 40 jefes de Estado y cancilleres abogando por el cese del bloqueo, y las muestras de solidaridad de miles de personas lo evidencian,  que Cuba no está sola. Otra vez la justicia espera. Y de algo estamos claros – como dice el sitio Cubadebate-: Mientras haya bloqueo a Cuba, habrá debate en la ONU.

La victoria la disfrutaremos todos pendientes de los telerreceptores de la cadena nacional de la Radio y la Televisión. En la unión está fuerza.