20161001085752-matthew-llega-a-categoria-cinco-con-vientos-maximos-sostenidos-de-260-km-por-hora-580x347.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos:De la Web

 

Después que el Doctor José Rubiera alertara en el Noticiero Nacional de la Televisión sobre los peligros casi inevitables que ciernen sobre la zona oriental de Cuba los comportamientos y pronósticos del fuerte huracán Matthew, los tuneros empezaron a proyectar de una manera diferente el amanecer de este sábado.

Todavía frescas en el alma y la memoria las consecuencias de Ike, Paloma y Jay, aunque el lunes parezca lejano en horas, ya las familias acudieron en la tarde a las bodegas a buscar los alimentos normados de la canasta básica, en tanto la noche destacó en planificar y repartir a cada quien las tareas de proteger cristales, animales, tanques elevados, ventanas, puertas, limpiar tragantes…

En fin, adelantar cuanto sea posible la agenda doméstica y precaver, única acción contundente para no lamentar después. De tal suerte, en mi barrio ya se piensa en las velas para el apagón imprescindible, cómo garantizar la cocción de los alimentos pues la mayoría se hace con cocinas y ollas eléctricas, en caso de que no tenga la disponibilidad del balón de gas, que se vende justo por estos días de finales de septiembre y principios de octubre.

La Defensa Civil activó sus canales de mando y decretó fase informativa para este Balcón de Oriente, donde por el sistema de seguridad que tiene la isla y su experiencia y garantía ante las medidas a adoptar en estos casos, son cientos los tuneros que desde esta madrugada no duermen para salvar vidas si Matthew toca con sus furias huracanadas la tierra del Mayor General Vicente García.

 

(Al cierre de esta información Cubadebate anunciaba su llegada a categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson de un máximo de cinco).