20160914181745-frei-betto-mantova-580x326.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  (Con información de Rosa M. Elizalde.  Fotos Cubadebate)

Con la acostumbrada profundidad de la pluma de Rosa Miriam Elizalde, el sitio digital www.cubadebate.cu  publica este 14 de septiembre una entrevista al fraile dominico Frei Betto, realizada en el entorno del Festival Internacional de Literatura de Mantua, en Italia, donde se recordó de manera especial el primer aniversario de la visita del Papa Francisco a Cuba.

Con preguntas y respuestas que llevan a un punteado análisis y reflexión sobre temas que mueven la opinión internacional y nacional, la publicación confirma la trascendencia de que exista hoy un Papa como Francisco, quien dejó huellas – deja- en todos los corazones cubanos, religiosos o no, y del mundo entero.

A punto de cumplirse el próximo 21 de septiembre un año de su periplo por Cuba, exactamente a la ciudad de Holguín, a la que fueron cientos de tuneros, 26Digital tanteó con feligreses y ateos las memorias de ese encuentro, muy vivo en  un pueblo que se identifica plenamente con la religión católica y, por encima de eso, con los ideales de justicia social que defiende, sobre el cual Betto dice que “ para mí es una alegría que Dios haya dado  a la iglesia un hombre como Francisco, que quiere cambiar no solamente la iglesia, quiere cambiar nuestra concepción de qué significa creer en Jesús en el mundo de hoy. Eso es lo importante. Aceptémoslo, como aceptamos que hay mucha competencia entre Brasil y la Argentina, entre Maradona y Pelé, entre Messi y Neimar. Y que el Papa es argentino, pero Dios es brasileño”.

“No soy católica, pero me pegué al televisor para escuchar las misas del Papa. Desde ese día recuerdo mucho su manera de enseñarnos que un mundo mejor es posible y que la paz es una actitud que debemos sostener y alimentar todos”, comentó vía telefónica María Rivero Rondón a esta reportera.

Para otra tunera, Julia La O, “la visita del Papa fue un acontecimiento y un privilegio para Cuba. Parece mentira que ya hará un año. Yo grabé todo y cuando estoy en momentos decaídos lo pongo. Es verdad que este mundo de hoy necesita el cambio que él nos pide”.

Opiniones tomadas al azar ratifican que los tuneros se identifican y recuerdan con cariño y agradecimiento la visita del Papa Francisco a Cuba, a la vez que no olvidan las de Juan Pablo II ni la de Benedicto XVI. A punto de cumplirse el primer aniversario, este interesante diálogo entre Frei Betto y Rosa Miriam Elizalde fortalecen, más allá del contexto informativo, esos nexos de amor de tuneros y cubanos y hacen valer el principio socialista de multiplicar panes y peces enseñado por Fidel y demostrado, con luces, en el internacionalismo.

 Más información en: http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/09/14/frei-betto-es-una-alegria-tener-a-un-papa-como-francisco/#.V9lm_exNGDG