20150214194459-montaje14febrero.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Fotos: De la Autora

Eva ha mordido la manzana y el paraíso no está. Adán se fue a la guerra, pero no pudo llevarse los cascabeles de la esperanza ni los sueños. La amistad y el amor, aún con todo, siguen en el jardín. Romeo y Julieta lo aprovechan. Parió el monte. Los canarios vuelan con las palomas. Nadie puede impedirlo.

En algún lugar del mundo cuelga el almanaque y las hadas le pintaron de azul el sábado catorce. Hoy, el Día de los Enamorados. No es igual a los demás, eso no existe; pero somos los mismos. Románticos reales, de besos, abrazos y manos temblorosas. Los confesados.

Otros no. Algunos, millones quizás, abandonaron la flecha de Cupido y matan con un adiós infinito  que sabe a soledad. No respetan la risa ni los compromisos humanos. Marchitan cualquier cosa, aunque no puedan con la voluntad y los deseos.

Tranquilos, siempre hay más granos de maíz que mazorcas y el desierto no le ha ganado al mar. Los puentes viven. Los retoños igual. ¿Quién borra de los diccionarios algo tan nuestro como la ternura y el gen? Ganaremos, porque somos más quienes vamos en fila hacia la fuente.

Basta solo reconocernos en la génesis y guardar un rayo de sol para mañana. Hoy hay flechas todavía. Esas que traen en punta un corazón humano. Es tuyo, mío, de aquel y los demás. Ámate y amarás. Escoge el blanco y espantarás el miedo. Da y recibirás a cambio. No pidas, entrega y volverá a buscarte.

El amor es así… un tsunami de duendes. Bienvenidas las manos, los cantos  de alabanza y la victoria. Báilale el alma de tu tierra. Apuesta por la fuerza del cariño y hoy, en esta fiesta enorme del abrazo, no falles. Se simplemente un signo positivo, amante, amigo, compañero. Multiplica.

Estar enamorado es más que dos. No esperes por señales de fuego. Anda… no otees el paraíso. Todavía existen las flechas. Amar es una ley: Amar. Hoy es el día exacto…. y para siempre.