20141104162302-montajecamilo.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Hoy las niñas y niños de Cuba y de este oriental territorio acompañan sus mochilas con ramilletes de flores en las manos, los cuales llevarán a ríos, pocetas, presas, arroyos y mares en las primeras horas de este martes, dedicado a honrar la memoria del Comandante del pueblo, el inolvidable Camilo Cienfuegos.

Año tras año, desde su desaparición física un 28 de octubre de 1959, esta tradición destaca entre las actividades que lo recuerdan en centros obreros y estudiantiles, sitiales históricos, monumentos, tarjas y estatuas que perpetúan  su imagen y resaltan los valores éticos, humanos y morales que lo distinguieron como uno de los genuinos personajes de la lucha revolucionaria.

Considerado igual como el combatiente más emblemático del Movimiento 26 de Julio y la Sierra Maestra, el Señor de la Vanguardia será este martes en la Isla el hermoso motivo para que las aguas porten en su cause flores de disímiles formas, colores y variedades como constancia de esa entrega de respeto y amor que ganó Camilo entre cubanas y cubanos.  

Desde que despuntó el alba y comenzó aquí el cotidiano movimiento hacia las escuelas y centros de trabajo, las niñas y niños, junto a sus padres, abuelos, vecinos y amigos que los acompañan, llevan sus ramilletes o ensayan parlamentos  y poesías que dramatizarán o declamarán en los matutinos especiales de este 28 de octubre, un martes que en Cuba es del hombre del sombrero alón y sonrisa amplia, el Comandante del Pueblo.