20140502174407-reneclnicadesfile.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay     Foto: G.G.G

René Díaz Llaudi, participa por primera vez como joven trabajador en un desfile por el Primero de Mayo. Hace tres meses terminó sus estudios y comenzó a laborar en la Clínica Estomatológica 3 de Octubre, de esta capital Balcón del Oriente de Cuba.

26 Digital, minutos antes de partir para el extraordinario desfile que movió las cimientes de la Avenida 2 de Diciembre, donde está ubicada la Plaza de la Revolución Mayor General Vicente García, recogió sus palabras, en medio de la alegría y el orgullo que le arrancó sonrisas este jueves, Día Internacional de los Trabajadores.

“Es la primera vez que voy como trabajador a representar mi Sindicato en un Primero de Mayo. Me siento contento y quiero estar puntual. No sé, es un hecho importante en mi vida. No es lo mismo ir como espectador que levantar las banderas por mi trabajo, mis compañeros, mi Patria y la Revolución”.

Horas después, al regreso, me buscó: “Perdone, pero quería que pusiera en la entrevista que estoy más emocionado. Se dio con mucho esmero, mucho colorido, muy organizado. Y me hizo sentir muy bien saber que también pudimos pedir justicia para los tres héroes nuestros que todavía quedan en cárceles de los Estados Unidos. Fue también un grito de justicia y libertad por los CINCO. Fue victorioso.”

René no es una excepción. Es ese verso vivo que ha bebido de José Martí desde pequeño, de las enseñanzas de Fidel y Raúl, de la Revolución que ama y construye día a día, cuando cada mañana va a la clínica a trabajar como Auxiliar de Servicio y lucha por “nuestro socialismo y nuestras ideas”, tal como me dijo con la misma sonrisa amplia en que fue a marchar a la Plaza.