20140501194938-forolos5.1.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay       Fotos: Cortesía Bárbara Mir Sanabria

Todavía la injusticia sigue prisionera y nadie con un mínimo de decoro se sentará a esperar el cumplimiento absurdo de las condenas de  Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero quienes, como parte del grupo de Los CINCO, permanecen aún en cárceles de Estados Unidos por el simple hecho, archidemostrado bajo las normas del Derecho, de ser antiterroristas.

Así puede resumirse, a un golpe de esenciales palabras, la voluntad colectiva y el sentido investigativo del III Foro Social Universitario “La Fuerza de Nuestras Trincheras”, convocado por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanísticas de la Universidad “Vladimir Ilich Lenin”, en este oriental territorio de Las Tunas.

Con la asistencia de casi un centenar de personas entre estudiantes, profesores, académicos, doctores e invitados de organismos y sectores que trabajan de manera activa en la campaña de liberación por los CINCO cubanos defensores de la soberanía de su Patria y los pueblos que sufren el flagelo de este crimen internacional, el terrorismo, se desarrolló el evento, en el cual bajo la lupa de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se demostró una vez más la inconsistencia jurídica de las condenas contra Antonio, Gerardo y Ramón, todavía en prisión.

Igualmente se caracterizó el proceso más controversial suscitado en los Estados Unidos contra ellos desde el 13 de septiembre de 1998 en que se acusan, en una corte de Miami, de violar la seguridad nacional norteamericana, cuando la verdadera misión de  estos héroes era la salvaguarda de la libertad de Cuba, con la detección oportuna de planes de desestabilización contra su gobierno por parte de los Estados Unidos. La manipulada denuncia incluyó a René González y Fernando González, ambos en Cuba luego de cumplir sus condenas.

La crueldad y el ensañamiento hacia sus personas y el odio visceral de la contrarrevolución y la mafia anticubana en esa nación, sobre todo en el sur de La Florida, engendraron las arbitrarias condenas y sirvieron de basamento para las ponencias expuestas en plenario, como la titulada “Injusto proceso contra cinco jóvenes cubanos antiterroristas: Un acercamiento desde la Declaración Universal de los  Derechos Humanos”, de los profesores Asistentes y Licenciados en Derecho, MSc Eric Ortega y Katia Rondón.  

En el mismo contexto también se analizaron temas de importancia relacionados los valores morales y éticos que involucran la vida social y la prevalencia de las indisciplinas sociales, asuntos en los cuales los universitarios cubanos y los tuneros, en particular, son otra trinchera de buenas ideas, ejemplos y actitudes consecuentes con las urgencias del cambio y el mejoramiento del proyecto socialista.

La Licenciada Giselda Bárbara Mir Sanabria, responsable de la Residencia Estudiantil en la Universidad, indicó a 26 Digital que estos foros demuestran en cada convocatoria que los futuros profesionales en Las Tunas no están comprometidos de palabras, sino que las acciones docentes y de Extensionismo, la calidad de los trabajos investigativos y la asistencia a eventos como este ratifican que son hechos, sin dar nada por concluido ni sentirse satisfechos de los avances logrados.

La justa defensa a la causa de los CINCO y la fortaleza ideológica que encierra el debate, con argumentos científicos y jurídicos, humanos y políticos, tipifican la madurez de los universitarios y el roll actual de estas altas casas de estudios en la localidad y el país.