20140315003939-reciennacidolastunas.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay    Foto:Idalia Pérez

Las alegrías que llegan a las familias cubanas con el nacimiento de un bebé se multiplican en el territorio nacional con la producción y existencia del medicamento Surfacen, destinado al tratamiento del Síndrome de Dificultad Respiratoria del Recién Nacido y conocido también como Enfermedad de la Membrana Hialina, muy frecuente en niñas y niños prematuros.

Especialistas de la Isla pertenecientes al Centro Nacional de Sanidad Agropecuaria fueron quienes lograron el fármaco, cuya aplicación permitió en el 2012 reducir en el país la mortalidad infantil a 0,2 por cada mil nacidos vivos en este tipo específico de patología, la cual en 1994 tenía una tasa de 0,8.

La Doctora en Ciencias Elaine Díaz –  al frente del equipo de investigadores y citada por el sitio digital Cubadebate- explicó que el medicamento suple la deficiencia del surfactante pulmonar endógeno, sustancia que existe en el cuerpo humano y favorece la respiración.

El Síndrome suele ser una de las causas importantes de mortalidad en los bebés prematuros, quienes con el Surfacen elevan los niveles de oxígeno en la sangre y, en consecuencia, disminuye el requerimiento de la ventilación artificial y se condiciona una rápida mejoría del cuadro clínico.

En todas las unidades de cuidados intensivos neonatales de Cuba existe este valioso producto, con el cual Cuba reduce importaciones al no tener que comprar los similares existentes en el mundo y erogar, por tal concepto, más de un millón de dólares al año.

Un ensayo clínico realizado recientemente para evaluar su eficacia y seguridad en el tratamiento del síndrome de dificultad respiratoria aguda en adultos, según la investigadora, demostró la mejoría de la función pulmonar. También está en estudio y validación para los casos del síndrome en edades pediátricas.