20131222030309-acinox.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

El programa de construcción de viviendas en Las Tunas podrá recibir una positiva inyección material al terminar el presente año y comenzar el siguiente, cuando una de las más importantes industrias locales, el Laminador 200 T, materialice el nuevo record productivo que tiene previsto alcanzar al cerrar el 2013, hecho que está virtualmente consumado gracias al cumplimiento estable de sus indicadores de enero a esta fecha.

Aún cuando las roturas tecnológicas tensaron en algún momento el proceso de fabricación de las cabillas (como le llama la población), nada impidió que estos trabajadores sortearan dificultades y estén a punto de terminar diciembre con 41 mil 800 toneladas de barras de  acero corrugado, para lograr su mejor éxito y superar incluso el total del pasado 2012.

Este resultado se revertirá muy a favor de la demanda y las necesidades materiales que requieren los  proyectos de inversión para construir viviendas, ya sea estatal como por medios propios, los cuales estuvieron por años muy estrangulados a pesar de estar entre las prioridades sociales y asumirse de manera estratégica, pero lejanos todavía de satisfacer la realidad habitacional de tuneros y cubanos.

Fuentes citadas por el portal de la radio en Las Tunas, Tiempo21, indican que la Empresa de Aceros Inoxidables, ACINOX, también cumplirá su plan del 2013 con unas 141 mil toneladas de acero líquido, materia fundamental de esta potente industria, con metas cada vez más ambiciosas y abastecedor primario de este recurso en el oriente del país y de las tiendas del Comercio Interior (MINCIN) para ventas liberadas a la población.

A las puertas del 2014, el competente colectivo obrero del Laminador 200 T aspira a lograr una producción igual a la de este año y valerse del comprobado ingenio creativo de sus innovadores, con el fin de ejecutar acciones de remodelación en el taller de laminación que les permita incrementar sus indicadores de eficiencia y tributar más toneladas de barras corrugadas al consumo interno nacional y para la exportación.