20131117031221-aulas-anexas.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

La aplicación de variantes para incrementar y garantizar ofertas de empleo a los jóvenes de este territorio en el oriente de Cuba es, más que una estrategia local, el resultado de la implementación consecuente de los Lineamientos para la Política Económica y Social de la Revolución, a partir del VI Congreso del Partido.

Aún cuando todavía prevalecen ausencias de ofertas labores estatales para los egresados de las escuelas de oficio, los técnicos de  nivel medio y los obreros calificados – todos priorizados para la Dirección de Trabajo -, Las Tunas logró ubicar en diversos trabajos a más de 7 mil 826 demandantes en lo que va del presente 2013.

Los beneficiados clasifican en los grupos sociales de discapacitados, los enfermos con el VIH/SIDA, ex - presidiarios y licenciados del Servicio Militar, los cuales se ubican en plazas que quedan vacantes en las distintas empresas de los ocho municipios tuneros.

Sin embargo, entre los graduados de la enseñanza técnica no todos encuentran empleos acordes a sus perfiles y en la provincia tampoco existen ofertas suficientes para la demanda, aunque está la disponibilidad del Trabajo por Cuenta Propia a pesar de no tener la edad reglamentaria, 17 años.

Esta situación ya está prevista en el nuevo Código de Trabajo que entrará en vigor en el país, el cual contiene las disposiciones requeridas para el tratamiento y protección legal de estos jóvenes en el futuro, mientras por el momento quienes opten por el cuentapropismo requieren de la autorización de la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social de sus lugares de residencia.

Estas variantes permiten hoy que casi el 70 por ciento de los tuneros desvinculados encuentren garantías laborales, hecho que repercute muy a favor en el desarrollo social de la región, a la vez que validan la nueva forma de gestión económica y canalización de intereses personales del empleo por cuentapropia y su significación en el mejoramiento del modelo socialista cubano.