20130507114632-stories-educacion-estudiandonsp-157.jpg

Por Graciela Guerrero Garay   Foto: De 26 Digital

Este fin de semana por el archipiélago cubano suman miles los jóvenes que ultiman cuestionarios y repasos para enfrentar con seguridad, el martes siete, los exámenes de ingreso a la universidad, un suceso que mueve emocional y socialmente a estudiantes, familiares y amigos.

Aunque alcanzar una plaza en la Educación Superior en Cuba es un proceso normal, masivo y propio del desarrollo intelectual de los adolescentes, estas pruebas devienen tensión para los aspirantes por el rigor académico que tienen, como lógica del empeño de elevar la calidad del sector y conformar matrículas con quienes muestran aptitudes elementales para un título académico.

Luego de amplias y analíticas valoraciones entre los factores que están directamente relacionados con estas convocatorias, los exámenes de ingreso quedaron definitivamente establecidos como requisito básico para obtener una carrera universitaria, opción abierta a cuantos quieran presentarse independientemente de que hayan concluido el bachiller este curso o en períodos anteriores. Solo deben tener el grado doce vencido.

La política es coherente con la facilidad de estudios gratuitos existente en la Isla y el carácter popular y obligatorio de la educación, la cual comienza a los cinco años de edad y abre sus instituciones docentes a todos los ciudadanos en cualquier etapa de la vida.

Esta realidad encuentra fortaleza en el acceso pleno a los llamados Cursos por Encuentro, modalidad que ofrecen las universidades a los trabajadores pendientes de alcanzar ese nivel académico, con lo cual se eliminan barreras y presiones sicológicas presentes en otras partes del mundo para obtener algún título docente.

Según criterios de especialistas del sector y los propios estudiantes, hoy se puede hablar de avances en la diversificación de disciplinas y de mejor justicia al momento de optar por las plazas, al exigirse un aprobado mínimo de 60 puntos en las materias de Matemática, Español e Historia de Cuba.

En el caso particular de Las Tunas, unos 2 mil 181 estudiantes aspiran a carreras universitarias y se evaluarán en correspondencia con el calendario previsto los días 7 (Matemática), 10 (Español) y 14 (Historia de Cuba) del mes actual, al tiempo que tendrán la oportunidad de una convocatoria extraordinaria en junio, de no salir airosos esta vez.