20130128160007-desfilem1.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Tras la llama de la victoria y la lucha constante por mejorar la sociedad, representada en la histórica Marcha de las Antorchas, que anoche alumbró el archipiélago, esta mañana de lunes despierta en Cuba de oriente a occidente vestida de las ideas y el pensamiento martiano, ilustrado en los tradicionales desfiles que llevan a vías de hecho millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes hoy 28 de Enero, aniversario 160 del natalicio de José Martí.

En Las Tunas, después de una madrugada de lluvias,  el sol empezó a desdibujar con su tibieza la frialdad del amanecer, mientras por las calles iban camino a los puntos de concentración los escolares de las educaciones Primaria y Secundaria Básica, quienes llenaron aquí de colorido y patriotismo la arteria principal de la ciudad y demostraron, una vez más, la vigencia del Héroe Nacional en la obra cotidiana de la Revolución.

Frente a la Plaza Martiana,- el único parque solar que mediante una cronología de los hechos más relevantes de la vida del Maestro y el rejuego de los rayos del astro, cuentan la historia de su entrega a la independencia de la Isla-, llegaron cientos de alumnos tuneros con sus familiares y el pueblo, de manera espontánea, se sumo a la marcha, que partió de este lugar hasta el Parque de la Revolución 26 de Julio, donde se concertaron diversas actividades por la fecha.

Cuando todavía es fresca la mañana de este 28 de Enero – y cerramos esta información preliminar- , por el centro capitalino de Las Tunas y sus municipios se desarrollaban los desfiles martianos, otro modo perfecto que encuentran los cubanos y sus generaciones más noveles de decir que el Apóstol vive en el latir y los cambios que acercan a Cuba al mejoramiento humano y a la consolidación de su sistema socialista.