20130126145730-nenes-leyendo.jpg

Por Graciela Guerrero Garay  Foto: Tomada de 26 Digital

Las cuarenta y dos escuelas primarias insertadas en Las Tunas en el convenio Save the Children retoman esta semana la motivación especial de fomentar la lectura, con iniciativas y acciones donde involucran también a la familia y la comunidad, lo cual permite a los escolares sentirse protagonistas plenos  de un suceso que en Cuba cultivan desde edades muy tempranas y se fortalece más cada día.

A José Martí dedican en enero ese buen hábito los alumnos y maestros de este oriental territorio cubano, al incentivar con el lema “Para un príncipe enano es esta fiesta” a que padres, abuelos, tíos y familiares cercanos busquen sus obras y las coloquen en la mochila, para luego en cualquier momento de la jornada de clases, sin interferir el horario, sean los propios estudiantes quienes inviten a los adultos a disfrutar de los cuentos, versos o cartas escritas por el prócer, cuyo homenaje por el 160 aniversario de su natalicio mueve aquí la opinión pública y el memorándum de las instituciones estatales.

En esta sana y altruista búsqueda se insertan también en la iniciativa los vecinos y representantes del trabajo comunitario en los barrios, gracias a ese estilo de convivencia solidario y fraternal característico de los cubanos y donde  niñas y niños son prioridad mayor para todos y, más, cuando ellos mismos se encargan de insistir sobre las demandas que condicionan sus metas.

El anuncio de la realización de la XXII Feria Internacional del Libro, prevista para el 14 de febrero, en La Habana, y su similar en la provincia, del 6 al 10 de marzo, despiertan ya las expectativas propias de uno de los acontecimientos culturales más importantes y seguidos por los cubanos aquí y de los que también se habla en los matutinos de los centros docentes, para comunicarle a la familia cómo el evento local es otra manera de acercarse al conocimiento, enriquecer el espíritu y emplear el tiempo libre de manera sana e instructiva.

Igualmente, las escuelas incluyen en sus programas de actividad extra-escolar las visitas dirigidas a los diferentes stands de expo- ventas del recinto ferial, y mediante coordinaciones con los organismos promotores realizan en sus predios lanzamientos de obras, conversatorios, encuentros especializados y se comercializan títulos bien seleccionadas para la infancia y la adolescencia, facilitando así que la comunidad y estas casas de estudio sean vehículos idóneos para acercar los libros a los hogares tuneros.