20121222044703-leer.jpg

En este rinconcito de mi blog donde la Décima de Todos, como le nombre, ilumina un género siempre nuestro, les dejo una interesante colaboración de nuestra amiga Odalys Leyva...he aquí su texto...y ese halo que ilumina a la décima femenina en la Isla. (Graciela Guerrero Garay)

DÉCIMA CON ALAS DE MUJER 

Por Odalys Leyva Rosabal.

Presidenta del grupo internacional  Décima al Filo.

 

El grupo Décima al Filo que radica en Guáimaro Camagüey, tiene entre sus miembros a Miroslava Pérez Dopazo, poeta nacida en Velasco Holguín en (1969), esta dama se reveló como poetisa a los 30 años de edad, y subió pronto con pie seguro a la cima -del fenómeno al que nos atrevemos a llamar décima femenina cubana-,  con varios premios que han reconocido la calidad literaria de sus décimas, de escritura fina, pero apoyada en sólidos recursos armoniosos, que redondean la sutil ternura de una mujer que gusta de autodefinirse, aunque juega a alterar sus leyendas para no destejer el acertijo, tiene inéditos sus poemarios: Amnesia exterior, Manos descalzas, Sin reinventar la fe y Somos un arca vacía.

 

¿EVOLUCIÓN?

El hambre teje la orilla

del indómito que calzo

donde se inmola, descalzo,

el verdugo que acuchilla

el pan ¡Oh Dios, la mejilla

acude a la bofetada,

el pie va a la encrucijada

de monedas y rosarios!

¿Oh, Dios somos victimarios

o súbditos de la nada?

 

JAQUE AL VACÍO

Si el todo se vuelve nada

al norte de las costillas

y al corazón van astillas

de la verdad (agrietada

por lo incierto) ¿Qué jugada

puede salvarnos del triste

vacío que nos embiste

al final del esqueleto?

La verdad es un boceto

de un todo que ya no existe.

 

LA OTRA ESQUINA DEL SILENCIO

Cómo estrenar la sedienta

placidez de mi doctrina,

cómo eludir la otra esquina

del silencio? Ya no hay cuenta

sobre el plato, no alimenta

el castigo al penitente.

Sólo una voz en la fuente

adúltera de un después

logra salvarse en los pies

monótonos del ausente.

 

DEL OTRO LADO DEL MUNDO

Adónde fueron los votos

de lealtad; en qué planeta

sobrevive la silueta

del amor en los devotos

a Jesús? Los sueños rotos

habitan en el segundo

esquema del moribundo

hemisferio y la conciencia

esgrime su transparencia

del otro lado del mundo.

 

SIN PERDÓN BAJO SU NOMBRE

El horóscopo conjura

al último talismán

y en las vértebras de un pan

un antífona se apura

en la bendición. Madura

el éxtasis, contradice

el éxodo que maldice

las grietas de su pedazo

de nombre, que es el retazo

de sangre que lo bendice.

 

DEFINICIONES

Somos efímeros puntos

en trayectorias diversas,

constelaciones dispersas

flotando sobre conjuntos

de leves, signos, adjuntos

a la voluntad de un credo

bárbaro, que esconde el dedo

culpable de los viciados.

Somos puntos silenciados

contra la muerte y el miedo.

 

Somos el grito indomable

que diluye el hematoma

en la voz, somos axioma

de certidumbre innegable.

En el puño del culpable

ha de brotar la quimérica

condena sobre su histérica

ambición, y en sus aullidos

han de nacer los latidos

de los pulmones de América.

II

Somos el lánguido trecho

sin esquinas para el alba.

Somos puño que no salva

del hambre sin luz ni techo,

un arcoiris deshecho,

del moribundo la tos,

las paredes del adiós

en caminos sin agujas,

domesticadas burbujas

Perros ladrándole a Dios.

 

MENDRUGOS PARA EL FINAL

En convicción sin moneda

nace la auténtica lucha,

y en los bolsillos se escucha

el egoísmo en la rueda

agónica de la seda

putrefacta en el cristal.

Nunca absorbe el vendaval

superior ese mendrugo

de fe que destila el jugo

histórico del final.

 

DE PIE, FRENTE A DIOS

Si después de tanta guerra

explotan más corazones,

¿por qué ocultan las razones

de la paz, que se destierra

del abdomen de la tierra

por instintos inhumanos?

¿por qué refugian malsanos

egoísmos,  por qué estoy

en el mundo, adonde voy

con el hambre entre las manos?