20121019143011-che20.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Las imágenes, memorias, anécdotas y legendarias vidas de los inolvidables guerrilleros Che y Camilo andan haciendo historia renovada entre los niños, jóvenes y trabajadores cubanos en este mes de octubre, bendecido al parecer por el destino en acontecimientos que mueven la convocatoria nacional y fortalece los lazos de identidad de la cultura nacional.

En tanto, el pueblo los evoca y conoce nuevos parajes de sus luchas e ideas mediante programas que difunden la radio y la televisión locales y del país, en una tradición que cada vez trae las nuevas aristas de los descubrimientos, testimonios o hechos relacionados con Ernesto Guevara de la Serna y Camilo Cienfuegos Gorriarán, hombres que entregaron sentimientos y valores a la independencia de Cuba y la consolidación de la Revolución de 1959.

En las escuelas primarias y secundarias básicas, los matutinos y vespertinos iniciaron la Jornada de Homenaje el pasado 8 de octubre con veladas culturales, conversatorios con Combatientes del Ejército Rebelde y la dramatización o lectura de libros que narran sus vivencias en la Sierra Maestra, los combates significativos que permitieron al Ejército Rebelde salir victorioso frente a la dictadura de Fulgencio Batista, dictador que presidía la nación en los últimos años de la década del 50.

Por estos días, niñas, niños y adolescentes ya ensayan las actividades culturales y las galas que harán el próximo día 28, fecha en que cierra la conmemoración, la cual tiene otro momento significativo y de marcado carácter histórico y patrimonial  con las marchas masivas que hacen los cubanos de llevarle, año por año después de su desaparición física,  flores a Camilo en ríos, presas, malecones, mar, lagunas y estatuas o bustos en aquellos lugares donde no existen estos reservorios naturales.