20100726171448-26julio2010.jpg

Con voz propia la unidad de los pueblos de América

  • Los cubanos amanecieron este lunes siguiendo muy de cerca los canales de la Televisión y la Radio. Anoche las fiestas unieron la víspera con el amanecer.
  • En los barrios, mediante los CDR, se esperó el 26 de Julio con las tradicionales caldosas, aunque en muchos poblados la lluvia interrumpió momentáneamente las actividades de recordación y homenaje, que continuaron bajo techo y volvieron a esa calle que es el pueblo cubano, libre, solidario, altruista y profundamente antimperialista, tras terminar los aguaceros que bañaron al verde caimán del Caribe en la tarde y la noche.
  •  Más de 90 mil villaclareños unen voces y corazones en representación de los cubanos, en el Complejo  Escultórico Ernesto Che Guevara, en la ciudad de Santa Clara, donde se celebra el Acto Nacional por la efeméride que despertó para siempre el espíritu de la Revolución Cubana y trazó el camino para el triunfo del Primero de Enero de 1959.
  • Una vez más, Cuba levanta sus banderas por la unión latinoamericana y otra vez, con fuerzas y patriotismo renovados, los cubanos dicen SÍ a su proyecto socialista, a su Revolución.

Por Graciela Guerrero Garay

LAS TUNAS, CUBA (26 de Julio) – Vuelve el amor a la Patria y a América Latina a mover los anales de la historia de la Revolución Cubana. Es 26 de Julio y los cubanos, miles en el Acto Nacional en Santa Clara y miles más, atentos al acontecimiento por los canales de la Radio y la Televisión, dicen un rotundo SÍ a su proyecto socialista y patentizan que la unión latinoamericana es convicción de los pueblos del continente.

Es un día de paz y combate de ideas en la Isla. Es una victoria de amor a la lucha cotidiana por preservar el desarrollo ascendente de la Revolución y las conquistas que garantizan el valor del proyecto socialista, y que ha permitido en medio siglo que los niños crezcan sanos, que los cuarteles se convirtieran en escuelas, que la salud sea un quilate de garantía de vida y que la paz, como el pan cotidiano, llegue a todos sin distinción ni división alguna.  

Una velada cultural hermosa, donde el verbo de rebeldía marcó cada actuación. Donde se expuso a las claras el acervo cultural de las nuevas generaciones, la unidad de ideas, la voluntad de la mayoría de los cubanos a seguir en combate, a defender ese Moncada que fue el motor definitivo del espíritu revolucionario de la Patria y llevó al triunfo del Primero de Enero de 1959.

Cuba no festeja este lunes 26 de Julio del 2010 una celebración más. No hace de la tradición un compromiso formal. Cuba reafirma que la bandera está bien alta, que combatirá la ineficiencia, que trabajará por erradicar debilidades y fortalecer su economía. Cuba levanta su voz contra el injusto bloqueo impuesto durante medio siglo por los Estados Unidos.

Cuba y los cubanos están en 26, que acá en la Mayor de las Antillas, en la Cuba Socialista, significa amar el suelo que nos dignifica, estar siempre alertas ante la mano agresora, ser solidarios, internacionalistas, humanos y sobre todo guerreros del mejoramiento social, creadores de nuestra obra con sacrificio, limitaciones, atacados por campañas mediáticas y oportunistas pagados por una mafia contrarrevolucionaria y un gobierno imperial que, a 90 millas de distancia, no acepta que 26 de Julio habrá para siempre en Cuba porque es la esencia de lo que somos y queremos ser. Porque es la victoria bien ganada de los humildes y con los humildes avanzamos y triunfaremos.