20090920084511-artistas.gif

¡¡¡¡ Ya casi estamos en el gran Concierto Paz sin Fronteras!!!!! 

Por Graciela Guerrero Garay

Es inevitable la alegría que marcará este domingo 20 de septiembre en Cuba. ¡¡¡¡ Juanes está en La Habana!!!!, y se siente feliz, como el resto de los artistas que le acompañan. Es irrepetible saber que en este mundo que se desbarata por la ambición de unos pocos - muchísimos para mi gusto - , también existamos millones que leventemos la voz y unamos las manos por la paz. 

La Plaza de la Revolución José Martí, en La Habana, volverá a ser una vez más la Plaza Mayor de todos los cubanos, de todos los hombres de buena voluntad, de los que apuestan por el bien aunque no estén conformes, aunque no hablen las mismas lenguas ni se muevan en las mismas geografías. PAZ SIN FRONTERAS, ese el mensaje a la tierra, al planeta, a los humanos. Hecho canción, hecho verso, hecho frenesí, hecho hermandad, solidaridad, poesía, aliento y esperanza. 

Toda la Isla seguirá el concierto por los canales de la Televisión y las ondas radiales. Millones cantarán desde sus casas, sus centros de trabajo, las escuelas, los hoteles, la calle misma. Es un himno mundial que nadie podrá detener ni borrar nunca. Es como el oro, que jamás, ni con las mezclas, le pueden quitar el brillo. 

Juanes está feliz y nosotros de que lo sea. Es su sueño. Nuestro, del mundo noble que queda y quedará para contar la historia. Ya ahorita amanece en el verde caimán. Ya ahorita la Plaza estará llena de risas, sombreros, gorras, sombrillas..lo que quiera la gente. Y queremos amor, paz, condenamos la guerra, aspiramos y contribuiremos siempre al mejoramiento humano, a un mundo mejor. 

Eso Cuba, Juanes y el resto de los artistas ya lo hicieron realidad. Tenemos que agradecer a la fe de los hombres, a la buena voluntad, al valor moral, cultural y a ese desprendimiento humano que deviene y será siempre esa luz que irradia desde el corazón hacia todos los tiempos. Hay que creer en la paz. Y siempre habrá paz. Este concierto SIN FRONTERAS es la prueba irrefutable que hay que aceptar el desafío, y andar....siempre andar hacia la luz. 

Gracias Juanes, gracias por estar y promover estas hermosas obras que son más nítidas porque no llevan hormigón ni cemento, ni clones ni tecnología, sino alma, corazón y vida, como también dice la canción. Gracias a todos por darle al arte lo que es del arte. Ya ahorita amanece. Y será para siempre un amanecer feliz, clamorosamente feliz.