20090901081950-universidad-3-f.norge-24-12-07-4-.jpg

  • Alrededor de tres millones de cubanos, el 25 por ciento de su población, entrarán este martes Primero de Septiembre a las aulas escolares, con lo que comienza en este país caribeño el Curso Escolar 2009 – 2010
  • Luego de despedir un verano más organizado que otras veces y más accesible para todos en diversidad de opciones y comportamiento de los precios según las ofertas recreativas, el país inicia un período lectivo con nuevos retos en cuanto a transformaciones de conceptos y programas de estudio, encaminados a seguir el perfeccionamiento de la Educación y la sociedad
  • En Las Tunas, la ciudad Balcón del Oriente, más de 112 mil niños y adolescentes matriculados y continuantes de las enseñanzas Primaria, Secundaria Básica y Preuniversitaria se encontrarán este martes en sus escuelas, mientras otros miles de jóvenes engrosarán las aulas de las Universidades y cientos de adultos recibirán los beneficios de la educación, en sus diferentes modalidades de cursos y facultades de idioma y Obrero y Campesina, entre otras.
  • Aún cuando Cuba no puede evadir la crisis económica mundial que pone al borde del desequilibrio a la mayoría de las naciones, están garantizadas todas las condiciones materiales imprescindibles para el buen desempeño del curso escolar. En esta provincia los 732 centros docentes de la educación general están listos, así como sus cuatro universidades centrales y las sedes municipales de la Universalización, ubicadas en los 8 municipios tuneros.

 

Por Graciela Guerrero Garay   Foto: Norge Santiesteban Vidal

 

 

LAS TUNAS, CUBA (1 de Septiembre) – Es hermoso anunciar para este martes Primero de Septiembre la gran fiesta escolar que tiene lugar desde el Cabo de San Antonio, en Pinar del Río, hasta la Punta de Maisí, en la oriental provincia de Guantánamo, en esta Isla del Caribe, cuando la crisis económica mundial pone al borde del desequilibrio a casi todas las naciones, se recortan presupuestos y descienden de manera vertiginosa los indicadores que tienen que ver con los beneficios sociales y la población.

 

 

Desde ayer se ultiman detalles en los más de 13 mil centros docentes del país y las 68 universidades, al que arribarán alrededor de tres millones de cubanos, el 25 por ciento de la población cubana aproximadamente, luego de un descanso estival cifrado por una mejor organización en cuanto a proyección de ofertas, variedad y accesibilidad monetaria y que el ciudadano común disfrutó con su familia con mayor beneplácito que años anteriores.

 

 

Este año escolar no es menor la necesidad de esfuerzos, pues cambios de estilos y mentalidad ante el trabajo se imponen, en ese largo camino del perfeccionamiento en que está involucrado el sector desde cursos precedentes, ahora potenciados con el estudio de la lengua materna, la historia y pruebas de ingresos para todas las especialidades de la Enseñanza Superior, que definirán la matrícula de la misma.

 

 

Con estos grandes retos y las transformaciones que sucederán, el pronóstico es saludable y hay consciencia de que en cada cubano - incluida la familia como núcleo central y tributaria de la herramienta humana que se instruye y educa-, radica el éxito de la educación, firme conquista del proyecto socialista y sostén elemental de todo el avance integral alcanzado en estos 50 años, en los que acontece de manera gratuita para todos los niveles de enseñanza y es obligatoria desde el preescolar hasta noveno grado.

 

 

En esta oriental provincia de Las Tunas la matricula de la enseñanza general, desde primaria hasta preuniversitario, una cifra que supera los 112 mil educando entrará a los 732 centros correspondientes para estas educaciones, en tanto las cuatro universidades centrales están listas y, en todos, como en las 8 sedes municipales de la Educación Superior, habrá actos de inicio del curso escolar para esperar, padres, alumnos y docentes, la apertura oficial de los programas de estudio.

 

 

Las calles cubanas este martes se visten de colores y se distinguen por esa masividad de escolares con uniformes quienes, desde el barrio, y hasta todos los puntos principales y periféricos de las ciudades, municipios, zonas rurales, comunidades dispersas, llanos y montañas, caminan, van en grupos, de manos tutelares y en solitario según los modos para formar un espectáculo magnifico de libertad y autonomía que esta hermosa Isla puede exhibir como muy pocas en toda la tierra.

Es hermoso y gratificante que una pueda contar estas cosas y sentirse parte íntegra de la misma. Sí, no hay nada de eufemismo en eso que dice la canción: ¡Cuba, que linda es Cuba…!