20090303000211-milagros1.jpg

Vitales mujeres cubanas

Texto y Fotos  Graciela Guerrero Garay

Las cubanas están contentas y tan agitadas, como se ponen las flores cuando llega la primavera.  Un nuevo podio en voz alta se les abre, de par en par, en esta primera semana de marzo, para dejarle un hasta pronto, justamente el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

Por todo el país,  con sus 14 provincias y 169 municipios, este fin de semana fue intenso  en sudores y emociones. Las convocatorias a los trabajos voluntarios – para asumir las prioridades de cada lugar -, conversatorios,  reencuentros y despedidas en los barrios, exposiciones artesanales, simbiosis culturales de todas las raíces costumbristas y folklóricas que integran la nacionalidad de la isla, con sus buenas dosis de humor, baile y los tradicionales platos típicos singularizaron las jornadas.

Ya está aquí el VIII Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y volverán sobre la mesa grande de las reflexiones comunes e interactivas un discurso y debate diferentes, aunque las esencias, proyectos y aspiraciones sigan en las mismas coordenadas de confianza y seguridad en que se mueven desde 1959, triunfo de la Revolución Socialista, los destinos de las féminas en la Mayor de las Antillas.

En Las Tunas, ciudad Balcón del Oriente de Cuba, como en el resto de las siete municipalidades del territorio, el sábado y domingo últimos fueron reconocidas en sus comunidades muchas de las 45 delegadas que representarán a las tuneras en el evento más significativo de las afiliadas a la FMC, al que se sumaron el resto de las organizaciones de masa barriales como los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y los Consejos Populares.

Los temarios que discutirán las mujeres  entre el 6 y 8 de marzo abarcan el enfrentamiento a los problemas de autoestima femeninos y los conceptos de géneros que prevalecen, a pesar de los grandes avances y totales oportunidades de integración social disfrutados  durante los 50 años de la victoria socialista.  

Igualmente, observarán el funcionamiento integral de las delegaciones de base, estructura, crecimiento y sistemas de reuniones y actividades, reto en permanente desafío para las federadas por simbolizar las raíces de su surgimiento en los primeros años de la Revolución, al tiempo que significan la continuidad histórica de la FMC, a la que arriban, por voluntad propia, todas las jóvenes que cumplan los 14 años.

La prevención y atención social en las comunidades y la inclusión ahora de los programas priorizados de la Economía en la agenda de trabajo del Congreso,  serán focos de atención por las mujeres cubanas, de las cuales 220 mil 208 son tuneras con 14 y más años y están integradas a la organización femenina unas 190 mil 499, para el 85,7 por ciento de incorporación, el más bajo del país.

Entre las razones de estos números, argumentan dirigentes femeninas en este territorio, figuran los problemas de mal funcionamiento y el descontrol de los movimientos migratorios desde los municipios hacia esta capital – con el por ciento más bajo de incorporación, 81,11, y decisivo para ubicarse sobre la media nacional - , que al no registrarse ni controlarse en las delegaciones de los barrios originan la pérdidas de mujeres integradas.

Las 57 tuneras, entre delegadas e invitadas, que forman la delegación por esta provincia partirán este jueves hacia La Habana, donde tendrá lugar a fines de semana el importante evento de las mujeres cubanas.

(EN LA FOTO, LA DELEGADA MILAGROS SACO, EN PRIMER PLANO, EN LA DESPEDIDA DE SU CUADRA)