20090228235658-ciu-6.jpg

Frente a mensajes como este que recibo de la CAOI me consterno, con la misma intensidad que siento revolverse mis vísceras cuando, sin profesionalidad ni técnica la más de las veces, leo cuanto dicen los llamados periodistas independientes en mi Patria.

Hasta una simple riposta en la cola de una carnicería - a la cual van desde hace 50 años a comprar a precios superbaratos el pollo, el huevo, el pescado y todos los cárnicos que se reciben, sin excesos pero al menos garantizados una vez a la semana, invariablemente,  con el muro de Berlín y sin el muro de Berlín -, la toman de “bandera” contra el proyecto socialista cubano y, al final, la culpa cae sobre quienes ellos quieren que caiga: los “hermanos Castro”.

Pero la ilustremente triste estrategia de “combate” de estos reporteros mediáticos no es tan ridícula, a mi modo de ver, como la postura de los editores que les compran sus notillas de prensa. Con tantas cosas que se quedan por decir, con tantos problemas que hay que denunciar y que implican cara o cruz para la vida del hombre, con tantos acontecimientos trascendentales que se silencian, le zumba el mango que las editoriales – esas que se jactan de ser prestigiosas, veraces, serias y populares, le den espacio a estas virulillas.

Es así, sin embargo, y muchos se las creen. Creen que la culpa la tiene el comunismo, el socialismo, los verdaderos líderes de las verdaderas masas. Y no algunos que otros ciudadanos maleducados y malagrecidos que hay en todos los lugares de todos los planetas, quienes en vez de mirarse sus esencias y hacer algo más decoroso para sí mismos, devienen franco tiradores de las conductas humanas y las convierten en “problemas de Estado y mal funcionamiento del Sistema”.

La suerte y la honra está en que los verdaderos periodistas cubanos, los que con mucho esfuerzo se superaron para llenar las redacciones del país cuando aún no había escuelas de Periodismo, y los que ahora estudian para seguir las huellas, difunden cada día con más libertad y apoyo el acontecer del pueblo. Llenan los espacios con todos los tonos de blancos, grises y negros que tiene la vida nacional, siempre con el principio moral, profesional y ético de que podemos perfeccionar cada hecho, cada acción, cada estilo, cada causa, porque la vida es eso, transformación dialéctica, ir y venir sobre las baldosas cotidianas, siempre prestas a una pisada mejor.

Esos, nosotros, yo, podemos equivocarnos y se nos alerta, y hasta sacamos notas aclaratorias si son necesarias, pero no nos mata el Gobierno ni nos allana las casas, ni nos saca de las redacciones, ni cierra periódicos, ni canales de TV. Ahh, sí, lo olvidaba, publican que en Cuba hay periodistas presos. Sí, eso dicen los disidentes. Yo no diría tanto. Hay ciudadanos que decidieron un día escribir irresponsablemente violando las leyes, trasgrediendo normas, ultrajando la Patria. Esos, también, aunque no fueran periodistas falsos, deben ir a la cárcel.

Si alguien conoce alguna nación donde cualquier personero puede poner una bomba, aunque sea de papel, en las cimientes del gobierno y se demuestre la intencionalidad del hecho, y no pase nada, le agradezco me lo haga llegar. Ahora mismo recuerdo que un colega palestino le tiró un zapato al más siniestro belicista de este mundo, al autor de miles y miles de muertos inocentes en varias latitudes, el señor ex presidente de los Estados Unidos, George Bush,  y está vivo de milagro. ¡Y mire que hay seres honestos y justos que apoyaron tal acto de rebeldía!, pero nada sirvió para que este colega no esté metido en problemas.

Los de acá, los señoritos y señoritas independientes de la Isla de Cuba, tienen que andar sueltos, eso piden en cuantas tribunas consideran tener plazas. Es un acto demoníaco del Gobierno llamarlos a capítulo y responder por sus actos. ¿Por qué no abogan también por la libertad, la justicia y los derechos del corresponsal palestino? ¿Por qué no se suman a las extraordinarias y legítimas campañas a favor de los pobres? ¿Por qué no llenan de tintas sus cuartillas haciendo ver las fallas del sistema judicial de Estados Unidos, que mantiene presos hace 10 años a CINCO hombres inocentes cuyo pecado es y será siempre evitar muertes inútiles y combatir el terrorismo?

El porque lo sabemos casi todos.  Se les paga bien y, en tanto, creen se siembran el puentecito de oro hacia la nación que les alimenta sus sueñitos americanos. Hay que arreguindarse de cualquier cosa, lo esencial no puede ser invisible: Cuba y su gobierno son peores que el infierno de Dante. Enhorabuena, ya se les está cayendo el telón y el escenario. Cuba y América toda son un crisol ardiente de esperanzas. La hora cero de la mentira está cerca.

Denuncias como la que textualizo a continuación han de multiplicarse. Si somos los más, los más hemos de estar con la adarga al brazo. Y otra vez lo digo sin medias tintas: Esto no sucede en Cuba, está pasando en Colombia.

Gracias, colegas y hermanos de la CAOI, gracias por tanta valentía apresurada, imprescindible y  multiplicadora. Por los colegas muertos y agredidos redoblarán las campanas. Es innegable que la era está pariendo un corazón. (Graciela Guerrero Garay)

Texto íntegro del mensaje recibido:

 

COORDINADORA ANDINA DE ORGANIZACIONES INDÍGENAS - CAOI

Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia, Chile, Argentina 

En Colombia no matarán la verdad

Basta de criminalización y amenazas contra la comunicación alternativa

Juicio internacional a Álvaro Uribe por genocidio indígena

La Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas, CAOI, expresa su más firme rechazo a las acciones del gobierno de Álvaro Uribe contra periodistas y medios de comunicación que defienden la verdad en Colombia. El atentado contra el comunicador de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cuca, ACIN, Gustavo Adolfo Ulcué, y la persecución contra el periodista Hollman Morris, director del programa periodístico ’Contravía’ y corresponsal de medios extranjeros, es parte de la criminalización contra los pueblos indígenas y el conjunto del movimiento social colombiano. Reproducimos aquí los comunicados de ACIN y de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC, llamando a los organismos defensores de los derechos humanos y de la libertad de expresión a pronunciarse y a mantenerse alerta. 

ASOCIACIÓN DE CABILDOS INDÍGENAS DEL NORTE DEL CAUCA - ACIN 

Atentan contra la vida de Comunicador de la ACIN 

El sábado 7 de febrero, alrededor de las 3 de la tarde, llegaron dos hombres en una motocicleta a la casa de Gustavo Adolfo Ulcué, quién maneja todo lo técnico de la página WEB de la ACIN. Preguntaron por Gustavo y cuando el hermano abrió la puerta, enseguida los hombres lo encañonaron y entraron a la casa. Buscaron por todas partes, entraron a la habitación de Gustavo y se llevaron su computador portátil. Cuando salían le dijeron al hermano "Agradezca que no estaba Gustavo, porque si lo encontramos le hubiéramos hecho la vuelta completa". 

Este hecho se presenta en un contexto de agresión integral a los pueblos indígenas y de violación a la libre expresión. Gustavo Ulcué hace parte del Tejido de Comunicación y Relaciones Externas para la Verdad y la Vida, que es la estrategia de comunicación para la resistencia desde donde no sólo se denuncia la agresión, sino que también se visibilizan las alternativas de vida que adelantan las comunidades indígenas y los procesos sociales y populares del país y de América Latina, y además se dan las bases mínimas de información para que la comunidad reflexione, tome decisiones y actúe en consecuencia para la defensa de la vida y el territorio. 

Por esto, una vez más nos amenazan y nos sabotean, así como lo hicieron a finales del 2008, durante la Minga Social y Comunitaria, cuando bloquearon nuestra página WEB (www.nasaacin.org) y cuando nos dejaron sin emisora comunitaria, puesto que a mediados de diciembre a través de un acto de sabotaje premeditado, arrancaron los cables de protección de los equipos de transmisión, provocando así la quema de todos los equipos. Como consecuencia de esta acción, desde esa fecha la voz del pueblo Nasa está silenciada, estamos vulnerables y en cualquier momento pueden cometer agresiones contra nuestro pueblo y no tenemos un medio efectivo como la radio para movilizar a la comunidad. 

El ataque a Gustavo Ulcué y el robo del computador, evidencian una agresión contra el Tejido de Comunicación y Relaciones Externas de la ACIN. No nos sorprende que hayan ido a buscar a Gustavo ya que estamos atravesando por un período particularmente crítico en el que pretenden silenciarnos. Todas y todos los que hacemos parte de este Tejido de Comunicación nos sentimos en riesgo inminente, no porque hayamos cometido algún delito, simplemente porque decimos la verdad y defendemos la vida.  Entonces, hemos sido amenazados y atacados porque no nos sometemos a intereses privados ni particulares, sino que hacemos reflexiones con la comunidad para que se tomen decisiones coherentes y consecuentes con el proceso político organizativo.  

Afortunadamente Gustavo está bien. Nos declaramos en alerta máxima y denunciamos de manera vehemente la persecución de que somos objeto por haber defendido abiertamente el proceso indígena y popular desde la ACIN y por ser voceros de la Minga Social y Comunitaria y de su agenda por la vida y la dignidad.  

No haremos silencio porque la Libertad de la Palabra señala el Camino y la Vida. 

Tejido de Comunicación y Relaciones Externas para la Verdad y la Vida

Santander de Quilichao, febrero 7 de 2009. 

AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDÍGENA – ONIC 

Seguiremos en contravía por visibilizar la otra Colombia

Pa´lante Hollman, con la fuerza de los pueblos y nuestros espíritus 

* ONIC: Instamos al Gobierno nacional a que cesen las declaraciones y acciones estigmatizadoras contra los periodistas y medios alternativos de comunicación en Colombia. 

La AUTORIDAD NACIONAL DE GOBIERNO INDIGENA – ONIC, insta al Gobierno de Álvaro Uribe Vélez a que cese todo tipo de actos que atentan contra la constitución política de Colombia en referencia el articulo 20 del Capitulo I de los Derechos Fundamentales; que garantiza a toda persona la libertad de expresar su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho de rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura. 

Como Pueblos Indígenas que habitamos las entrañas de la selva, principal centro de operaciones de todos los grupos armados, donde el conflicto armado, el Plan Colombia se siente con todo rigor; el pie de fuerza del gobierno se hace en la mayoría de los casos violando, desapareciendo, torturando, capturando y ejecutando falsos positivos, vivimos en territorios minados, somos fumigados con plaguicidas que afectan nuestro ecosistema y la salud humana; el conflicto, no solamente militar nos hace morir a niños, mujeres y ancianos de hambre, de enfermedades curables y sin profundizar la falta de etnoeducación. Estos hechos los vivimos en carne propia y lo hemos denunciado permanentemente por todos los medios propios, alternativos y masivos, y ante los entes gubernamentales nacionales e internacionales y la respuesta del Estado es siempre permisiva, tolerante, violadora de nuestros derechos. 

Como ONIC, desde el respeto por las diferencias, hemos acudido  en muchas ocasiones a la ayuda de medios alternativos y a periodistas amigos como Hollman Morris, director del programa periodístico ’Contravía’ y corresponsal de medios extranjeros. De lo cual,  contamos con más de 65 programas que manifiestan la dura realidad de nuestro país y especialmente la de los pueblos indígenas. Su aporte para con los pueblos indígenas ha significado develar las realidades de nuestro pueblos y de sus comunidades, programas que nos han permitido también llegar a muchos lugares del orden nacional e internacional, buscando ser una de las voces de los que habitamos en la selva,  reclamando desde la verdad el respeto por nuestros derechos y la protección a la vida a la cultura y a nuestra autonomía. 

Cómo victimas de innumerables crímenes de Estado, y de los actores armados y por consiguiente ante la difícil situación de nuestras Organizaciones Regionales, que son las que padecen en terreno el rigor del conflicto armando que vive Colombia;  en respaldo a las víctimas,  desplazados, desaparecidos, asesinados, por todos los que claman en fosas comunes aún sin develar por sus victimarios, hoy más que nunca se hace vigente la campaña por la libertad de opinión, expresión y asociación, que impulsamos como ONIC desde COMOSOC.

 

Por tanto,  exigimos al Estado colombiano que la labor de los que luchan por la paz y de los que comunican por medios alternativos y algunos masivos que no cuentan con el respaldo del sistema, no criminalicen, estigmaticen y judicialicen sin pruebas previas;  ante lo cual responsabilizamos al Señor Presidente de la República y sus ministros de competencia de cualquier hecho que ponga en peligro la vida de Hollman Morris y su equipo de colaboradores, miembros alternativos de comunicación y el equipo de ciudadanos que lucha hoy por la paz en medio de las diferencias, así como a cualquiera de los miembros de los equipos de comunicación indígenas, en regiones y de orden nacional. 

Como organización nos sumamos al criterio de la Fundación para la Libertad de Prensa que en comunicado público recalca, "no puede considerarse ilegal el hecho de que un periodista tenga como fuente a grupos armados al margen de la ley. Mucho menos puede afirmarse que divulgar información diferente a la oficial, o aquella que incomode al gobierno, implica una apología, o publicidad del terrorismo. Esta concepción no sólo estrecha el debate democrático de una sociedad, sino que estigmatiza la labor de quienes quieren contra la realidad desde otras perspectivas, y los pone en riesgo...". 

¡Seguiremos en contravía por visibilizar la Colombia no oficial, la de los pueblos, las de los 102 pueblos indígenas, la de los 32 pueblos en vía de extinción, quienes también se pudren en la selva de la indiferencia! 

Bogotá D.C, 5 de febrero de 2009
Norma Aguilar Alvarado
**********************************
Área de Comunicaciones
Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas - CAOI
Ecuador-Colombia-Perú-Bolivia-Chile-Argentina
Dirección: Jr. Carlos Arrieta # 1049 Santa Beatriz, Lima - Perú
Telefax: 0051-1-2651061
Sitio web: www.minkandina.org