20081231083203-arbol5.gif

Sea la tierra una sola voz

Por Graciela Guerrero Garay

Es difícil imaginar un mundo sin diferencias. Muchos llaman utopía a soñar con lo imposible. Otros quieren marcar las diferencias entre fuertes y débiles, buenos y malos, inteligentes y becerros.  Ricos y pobres. Izquierdas y derechas. Negro y blanco.

Puede que sea el instinto de los egos humanos o la validez de la Ley de la Contradicción. Es difícil concebir que los sanos deseos satisfagan a los millones de millones que habitamos la tierra. Pero yo, esta vez, quiero pecar de utópica. Quiero que me acusen por pedir la paz y la igualdad para todos mis hermanos de razas.

Quiero ser criticada por reclamar que la pueril inocencia de los niños se respete. Quiero ser condenada por condenar las guerras. Quiero que la tierra sea una sola voz. Que me fusilen. No acepto un nuevo año con tanta hambre, desigualdad, miseria, injusticias. No estoy de acuerdo con que en el 2009 se sigan usando mal los diccionarios, se trastruequen vocablos, se viole la palabra libertad, se confunda la verdad con la mentira, la luz con la oscuridad.

Prefiero la eterna somnolencia de los que se juegan la piel por sus hermanos. Los valientes que sin tener nada, lo dan todo. Los que tararean aquello de “vamos a andar”. Los que piropean la vida al filo de la muerte. Los que se levantan a luchar, construir, bendecir, multiplicar, entregar, amar, soñar, compartir.

Me quedo con los que piensan en los más y no en los menos. Los que miran por dentro y no las envolturas. Los que animan, alientan, perdonan, ayudan, aportan, crean, y no se creen el cuento de que para que exista el mundo tienen que vegetar mendigos, marginados, excluidos y se aferran por buscarle un lugarcito tibio y limpio en las carreteras del planeta.

2009… sueño con el pan y el vino para todos.  Que me tilden de ilusa los que se miran el ombligo y se ponen las manos a la espalda. Los que le cortan las alas a las palomas. Los que escupen el retablo de la historia. Los que traicionan su raíz y clonan monstruos. Los monstruos que son y se visten de smoking.

Año Nuevo…y destierro a los que brindan con copas de sangre. Borró a los apocalípticos, los miopes, los egoístas, los usurpadores, los ladrones, los oportunistas, los almidonados inconformes, los superficiales, los avariciosos, los injerencistas, los masticadores de sudor y lágrimas ajenas, los perversos, malvados, ególatras,  asesinos y corruptos.

Pido. 2009… un sol que salga para todos. Un planeta verde. Pan y agua. Paz y amor. Armonía y tolerancia. Respeto y humildad. Salud y prosperidad. Derechos. Victorias. Avances. Luz larga. Calma. Cordura. Solidaridad. Decencia. Ética. Justicia. Unidad. Vergüenza. Sabiduría.

Puentes, muchos puentes, para unir el polo norte con el sur, el Himalaya con el Missisipi, el indio, con el blanco, el negro, el pardo, el amarillo y el “azul”.  Puentes, infinitos, para que alcance para todas las palabras buenas, las buenas acciones y los buenos presagios. Puentes para que la vida sea flor, la flor de frutos y los frutos fe, voluntad, hermandad, humanidad.

Que me acribillen, pero no basta con un FELICIDADES. Hay que ser Feliz y la razón hay que buscarla dentro, bien hondo, allí donde la tierra es una sola voz y el camino uno, tal como llegamos, llorando por vivir, agradeciendo y con la pueril inocencia de un cerebro sano, inspirando y repartiendo amor.