20081110092459-palo3.jpg

Ahora es el lente del fotorreportero Otilio Rivero Delgado quien hace el testimonio de los daños de Paloma por su paso por la tierra del Mayor General Ignacio Agramonte.

Santa Cruz del Sur, pueblo de pescadores y cubanos hacendosos, tiene hoy mucha tristeza en su geografía. Pero también muchas manos y corazones fuertes para resurgir de sus escombros.

Cubanos y su Revolución se multiplican. Paloma, como Gustav e Ike, están demostrando que esta Isla puede más que un huracán. Con todos y esa solidaridad mundial que tanto se agradece y enorgullece, saldremos adelante. Ya, ahora mismo, las lágrimas se truecan en sonrisas.

Por Graciela Guerrero Garay