20080924100321-edificio2.jpg

Solidaria respuesta en momentos claves

·        Una vez más los Círculos Amistosos de Lombardia hacen galas de su amor a los cubanos y, especialmente, a los tuneros, ante el desastre ocasionado por el huracán Ike en este territorio

Por Graciela Guerrero Garay      Foto: Lloansy Díaz Guerrero

Queridísimo compañero, al recibir este correo me subí en el corazón una grandísima gana de llorar! Aquí en Italia ya sabemos bien lo que pasó en Cuba, y ya trabajamos para ayudar a ustedes. Creo que el pueblo cubano sabe bien luchar contra los enemigos de cualquier tipo, sea humano o natural, pero creo también que luchar juntos a unos amigos que, aún si lejos, están siempre con ustedes, puede darnos más fuerza.

Al ver las fotos de la ruina total que afectó mi país querido no puedo estar indiferente, y conmigo todos los compañeros de la Asociación. Ahora mismo trabajamos para recuperar ayuda de cualquier tipo, con iniciativas miradas a recoger dinero. Estamos haciendo lo máximo que sea posible.

Esperamos de enviar pronto lo que se puede, para continuar con ustedes el trabajo de recuperación del municipio y toda la provincia. Envío abrazos revolucionarios a todos los compañeros del ICAP. Un grandísimo abrazo de Giovanna.

Con estas hermosas palabras viene el correo electrónico desde Italia, para corroborar aquello que ya muchos sabemos: los verdaderos amigos están en los momentos más duros, los esenciales, los memorables.

Ike ha sido el desastre natural más impactante que hemos vivido los tuneros. Esas cinco horas interminables del amanecer del 8 de septiembre estarán en la memoria de este pueblo por tiempo infinito, como prueba de valor por levantarse prácticamente de la nada y como recuerdo testimonial de la brutalidad de la naturaleza cuando de desafíos a los mortales se trata.

Pero siempre después de la tormenta llega la calma y, aunque son días de andar de prisa, con los mejores amores y sacrificios, gracias a la rápida respuesta de los trabajadores de las Empresas Eléctrica y de las Comunicaciones,  estos mensajes de solidaria hermandad alientan con la nitidez del sentimiento que los mueve.

La elocuencia de Giovanna es la misma que por diez años consecutivos sostiene los lazos y los esfuerzos de los Círculos Amistosos de la Asociación de Amistad Italia – Cuba y el hermanamiento entre la región de Lombardia y Las Tunas.

Y es también ese poder de la justicia social que ilumina a nuestro país allende los mares. No es casual que también la Delegación del ICAP aquí tenga en sus manos otras muestras de apoyo moral y disposición material de amigos de Puerto Rico, Holanda, Alemania, Canadá y las vecinas Islas del Caribe.

Es también la lección que deja Ike en medio de los desastres, las necesidades, el reto y la unidad junto al trabajo, la inteligencia práctica y la eficiencia. El amor puede más que la tristeza. Y de a poco, con los de aquí y los de allá, la esperanza y la vida cubrirán a los tuneros con la misma fuerza que la sacudieron los vientos salvajes del poderoso huracán.