20200420012042-imag0905.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay          Foto: De la autora

Las Tunas.-  “Seño, buenos días, ¿todo anda bien? Acaricia con los ojos, observa profundo y busca. Así cada mañana, el estudiante del tercer año de Medicina Andy García cumple una de las misiones que más le entran piel adentro desde que comenzó su carrera, a pesar de no ser la más difícil. Sabe lo que entraña. Es un miembro activo y apoyo medular del consultorio 22 del Médico y Enfermera de la familia, en esta ciudad.

El Consejo Popular 18, ubicado en la zona residencial el reparto Santos, en esta ciudad, no es el único que guardará sus pasos desvelados por la Avenida Primero de Enero en los últimos amaneceres de la primavera. Antes, apenas se pidió el compromiso, pesquisó por las zonas de La Victoria y Aguilera.  Allí también le agradecen su constancia para detectar, en las comunidades, los potenciales casos sospechosos del coronavirus Covid -19.

“Como vivo en esta área de Buena Vista – cuenta – me ubicaron aquí en el área de salud de la policlínica Gustavo Aldereguía, pues ahora con las limitaciones del transporte es mucho mejor para mí y sigo siendo útil a mi profesión y a mí mismo. Cada día los pacientes cooperan más y yo me esfuerzo para que este momento sea agradable”.

Y mientras habla, la sonrisa le brota por los ojos y las palabras de compromiso suenan claras, debajo de ese nasobuco que cubre su joven rostro y trasluce un corazón sensible. Andy será un buen médico. Cada día puede decir orgulloso… ¡misión cumplida! Mis aplausos van por él y los más de 28 mil  estudiantes que también las hacen por toda la isla.