20171210170139-colombia.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay       Foto: Periódico 26

Las Tunas.-Múltiples reclamos de los habitantes del municipio de Colombia, en el sur de este territorio, demostraron en la edición sabatina del programa de participación ciudadana Latir del Pueblo que, en mayor o menor grado, se necesita de una revitalización de los servicios esenciales y una mayor atención y seguimiento a los problemas existentes, por parte de los principales decisores de los organismos e instituciones comprometidos con la calidad  de vida de quienes residen en la localidad, ubicada a unos 58 kilómetros de esta ciudad capital.

La demora en terminar la construcción del hospital – que data de más de 20 años según los participantes en los reportes periodísticos -, el mal estado del centro de salud mental, la falta de medicamentos controlados y la rapidez con que se acaban en los dispensarios los restantes, así como el deterioro de los caminos y vías en las zonas rurales que impiden la entrada de las ambulancias, fueron quejas que ratifican la ausencia de un trabajo coherente y sistemático para resolver los reclamos del pueblo.

En asuntos de la Salud Pública se reconoció que los servicios de Fisioterapia tienen calidad y buen confort, mientras que las direcciones municipal y provincial de este sector dijeron que ya cuentan con los recursos para terminar para fines de año la institución hospitalaria, mientras para el próximo se ejecutarán las otras obras y se atenderán de inmediato las quejas formuladas.

Asuntos de alta sensibilidad humana como el abasto de agua, la limpieza de fosas, la recogida de basura, la ausencia de placitas para la venta de productos agropecuarios en barrios alejados del centro del pueblo, también fueron objeto de análisis y se concluyó que a pesar de las limitaciones faltó una visión integradora de las  autoridades locales para encontrarles solución y proporcionar satisfacción a los afectados.

En lo referente a la red gastronómica y ofertas como helados, paniqueques y el deterioro de algunas cafeterías igualmente ocuparon la mirada crítica de los colombianos, quienes los residentes en Puerta Prieta pusieron al ruedo la situación con las viviendas, así como otros radioyentes de esa ciudad que todavía esperan desde las afectaciones de los ciclones.

Ariel Santana Santiesteban, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en Las Tunas, cuestionó con los cuadros comprometidos con cada tarea por qué la demora en buscar alternativas para resolver los problemas y, desde los primeros momentos, puntualizó que no había que esperar una queja del pueblo para comenzar a trabajar.

Llamó a elevar la exigencia y el control de los decisores, desde la comunidad, para que no se repitan o entren en un letargo indefinido los reclamos de la población, muchos de los cuales son reiterativos o llevan años sin solución, debido a factores subjetivos y negligencias administrativas, más que por la carencia de recursos y limitaciones económicas.