20171127145654-nelsonescalante.jpg

Por Graciela Guerrero Garay    Fotos: De la Autora

Fue un domingo de despertar temprano y salir en familia de casa, donde los jóvenes acompañaron a los adultos a los colegios electorales. Desde 1976, cuando sucedió este proceso por primera vez en Cuba, es ya una suerte de tradición y compromiso que se arraiga y facilita el éxito de la elección de los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

La Universidad Vladimir I. Lenin fue el punto de convergencia hacia donde se dirigieron los vecinos que radican en los edificios cercanos a esta importante institución docente. Allí, desde las 7: 00 de la mañana, comenzaron a llegar los primeros electores. Seriedad, tranquilidad, cortesía y disciplina marcaron la jornada.

Cada quien votó por el delegado de su preferencia. Sobre el mediodía, 26 Digital recogió las impresiones de Nelson Escalante Ramírez, el presidente del Colegio Electoral 123, en el cual los pioneros y los estudiantes de secundaria básica custodiaban las urnas y se respiraba un aire de paz y alegría colectiva. Claro que es democracia, fue respuesta colectiva y venimos a cumplir con la Revolución.

El lunes despierta en Las Tunas con el cielo nublado y un asomo de frialdad invernal. Esta misma gente que ayer le dio otro SÍ a su Revolución y honraron a Fidel con dignidad, llena igualmente las calles. La diferencia está en que ahora mismo el destino es la escuela, la fábrica, el centro médico…en fin…el trabajo y el estudio, las esencias que se fortalecen también de manera democrática y colectiva para lograr el socialismo próspero y sostenible que, desde cada barrio, ayudarán a mantener en pie e impulsar los delegados electos este domingo 26 de noviembre.