20170821212249-mujer-cubana-tunas-08.jpg

 

 

Graciela Guerrero Garay    Foto: Yaciel de la Peña

Las flores tienen amores de mujer en los tallos. Nadie olvida el 23 de Agosto ni a su presidenta eterna. Hay mucha carga de vivencias y encuentros en el tiempo. Están los corazones agradecidos y no es utopía asegurar que no hay un solo campo de caña en Las Tunas ni la isla sin guardar las huellas de zapatos femeninos. Federadas y FMC son un puño desde 1960.

Este lunes amaneció de coloretes en uno de los repartos urbanos más habitados de esta ciudad. Desde los municipios llegaron a participar en el acto provincial, el cual en el aniversario 57 trae noticias halagadoras al subir nuevamente la provincia al grupo de destacadas en la emulación nacional, después de más de diez años sin alcanzar tal mérito.

Marianas de raíz que, desde el barrio, dan sus aportes a la organización, son protagonistas de los proyectos comunitarios, apoyan el proceso escolar y trabajan o estudian, para validar las esencias que el 23 de agosto de 1960 le dieron un lugar justo y digno en la sociedad cubana y el proceso revolucionario.

Desde hoy sonrisas, perfumes y flores andan de cómplices por doquier. Las tuneras celebran su fiesta y recuerdan desde el pasado a su líder eterna, Vilma Espín. En sus historias de vida y esta sociedad que las respeta y admira van las glorias. La Federación de Mujeres Cubanas es el río de sus sueños y a sus aguas, para suerte propia, se arriman los botones, las jóvenes de este siglo.