20161009190951-image016.jpg

 

 

Por Graciela Guerrero Garay

 

Aquí nuestro Chaplín, el genial de los geniales, nos recuerda que la risa es la sal de la vida. Los que "gruñen" por todo y no son exactamente leones ni de zoológico, hagan suya la de Chaplín.

Quizás...quizás...por los alrededores le agradezcan.