20120526131711-jovenes-talleres-ensenanza-.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay

Los sectores de la producción y los servicios cubanos tendrán una importante inyección de obreros jóvenes  y altamente calificados en el 2014, con los proyectos que se avizoran ya para el próximo curso escolar 2012-2013, en el que una importante cifra de egresados de la Enseñanza Media continuará sus estudios en especialidades de este tipo.

Con este empeño el Ministerio de Educación en la Isla busca fortalecer los avances que se alcanzan en los centros politécnicos, enfocados en el perfeccionamiento de las aulas anexas que funcionan en los diversos organismos, donde se observan resultados positivos en el proceso formativo de los estudiantes actuales.

En un seminario nacional para concretar los preparativos del nuevo período lectivo que comenzará en septiembre, la viceministra del ramo Kenelma Carvajal  Pérez destacaba estos asuntos a la prensa, al tiempo que indicaba que resta todavía ganar más en la integración de las entidades productivas con estas escuelas, la preparación metodológica de los especialistas que imparten docencia y la calidad de las clases prácticas.

La buena noticia nos hace recordar las sabias enseñanzas de nuestros abuelos, quienes siempre abogaron por la utilidad de dominar oficios con habilidad y maestría, como arma imprescindible para solucionar menesteres y urgencias  de alta demanda social y doméstica, hecho que el pasado siglo estuvo cojo por las oportunidades de llegar masivamente a las universidades y la subestimación de los mismos.

De aquí que sea también muy importante  la declaración de la Viceministra, cuando puntualizó como una exigencia el  “lograr el convencimiento pleno de las familias para que sus hijos formen parte de la fuerza laboral que demanda el país.”