20091227103445-cerro-de-caisimu.jpg

La foto la tomé durante las pasadas vacaciones en la Base de Campismo Popular Cerro de Caisimú, del municipio Manatí, muy cerca de la capital tunera. Un hermoso lugar donde la naturaleza dice cuanto se debe amar y cuidar.

El almanaque de vida de este convulso año 2009 está a punto de lanzarse por la ventana del pasado. Entonces llegará ese 2010 que parecía tan lejano y hasta imposible de alcanzar para muchos. Afortunadamente, muchos, enhorabuena, lo vivieron y querrán vivir más y más feliz en los venideros doce meses que se acercan.

Vale luchar por ello, pero con salud todo es más fácil, más hermoso y vital. Y el reto llega como una pedrada en un cristal…¡¡¡¡¡¡paffff!!!!! : salvar el planeta, y los árboles cuentan tal vez como ninguno de los otros elementales naturales: con flora hay fotosíntesis, que de llevarse a escala artificial podría ser fuente de captura solar y es una investigación muy prometedora para la ciencia...  Hay agua, tan escasa hoy y fuente de toda vida animal, incluido el hombre.

Pero con flora también hay alimentos y medicinas…naturales, las que no tienen reacciones adversas ni secundarias, cuando se preparan y toman como está indicado por los más respetados botánicos y estudiosos de esta farmacopea verde que salva igual que una capsula de antibiótico, relajante o analgésico. Sigue, pues, valiendo el principio de que cuidemos nuestro mundo verde y compartamos con él las esencias divinas de la sanación y la existencia.

Y aquí está la Fitoterapia para decirnos que, en efecto, es importante y vale la pena. Vuelvo agradecer a los amigos y hermanos de la lista Extrasensorial que, bellos de espíritus como son, comparten estas reliquias de conocimiento para que las sigamos compartiendo. Y si somos más, más haremos por las plantas y por la tierra, un diminuto punto azul de la galaxia que nos premia con el don de estar vivos y esperar un año nuevo. Por este amor seguimos viviendo.

Y quien sabe si este intercambio de esta medicina natural sea el mejor regalo que reciba en estos días uno de mis lectores. Si es así, estaré feliz de poder llevar una sonrisa a alguien en algún rinconcito de este mundo. Salud, amigos, salud! (Graciela Guerrero Garay)

Texto íntegro:

PINO (Pinus silvestris L.)

Se utilizan las agujas, las yemas, su esencia (obtenida por destilación de las hojas y ramas jóvenes) y a veces su alquitrán. Las agujas son ricas en vitamina C y flavonoides con acción antiescorbútica. Poseen pinosilvina (derivado del stilbeno) con acción anti fúngica y sobre todo aceite esencial rico en pineno, limoneno, borneol, acetato de bornilo, cadineno, etc. que le confiere acción anti infecciosa, anti gotosa y estimulante de las suprarrenales.

Las yemas poseen glúcidos, un hexitol (pinitol), aceite esencial (rico sobre todo en pineno y limoneno), un coniferósido (glucósido del alcohol coniferílico) y un principio amargo (pinicrina) que le confieren acción antiséptica pulmonar y urinaria, expectorante, balsámica, diurética y estimulante de las suprarrenales.

El alquitrán o esencia de trementina posee carburos (benzeno, tolueno, xileno, stireno, naftaleno, reteno), trazas de ácidos orgánicos (fórmico, acético), ácidos resínicos (ácido abietico) y sobre todo fenoles y sus ésteres (pirocatecol, gaïacol, cresol, creosol) que le confieren acción antiséptica pulmonar y urinaria, expectorante, anticatarral y vermífuga. También posee capacidad de disolver los cálculos biliares.

Se recomienda en afecciones de vías respiratorias sobre todo en bronquitis, infecciones de vías urinarias (cistitis, uretritis), reumatismo, cálculos biliares, parásitos intestinales (sobre todo contra la tenia).

En uso externo es rubefaciente, antiséptico, parasiticida y balsámico, usándose en casos de bronquitis, gripes, sinusitis (inhalaciones), dermatosis (psoriasis, eccemas), reumatismo, etc.

Puede producir irritación de las mucosas a grandes dosis. No dar en caso de irritación renal.

CAPUCHINA (Tropaeolum majus)

Planta de jardín muy conocida, también llamada "Mastuerzo de indias". Procede del Perú y fue introducida en España en el siglo XVI. Los Indios Peruanos la empleaban para curar heridas.

Se emplean las hojas y flores, mejor frescas.

Contiene un glucotropaeolósido (isotiocinato de benzilo) que es un heterósido sulfurado. Se manifiesta como vasodilatador coronario y aumenta la amplitud y la frecuencia de las contracciones cardíacas.

Es expectorante, fluidificante de las secreciones bronquiales y antibiótico (específico para Eschericha, Salmonella, Estafilococo, Bacilos Gram + y -) y quizá aumente las fuerzas defensivas del organismo.

Es rubefaciente en uso externo, de ahí su aplicación como antidermatósico por su contenido en ésteres de ácidos grasos que posee la esencia de sus semillas. Se usa como estimulante del cuero cabelludo. También posee carotinoides, ácidos-fenoles y heterósidos flavónicos, derivados del quercetol en las hojas y del kaempferol en las flores.

Se emplea en infecciones del sistema respiratorio y de vías urinarias. Puede consumirse en ensaladas. Su abuso puede irritar el estómago.

TOMILLO (Thymus vulgaris)

Se emplean las hojas y las flores. Contiene esencia rica sobre todo en timol y carvacrol, dos fenolisómeros. Otros fitoconstituyentes importantes son los flavonoides (derivados de apigenol y luteolol), ácidos-fenoles (ácido caféico, ácido rosmarínico), vitamina B1, vitamina C, manganeso, taninos, saponinas, etc.

Estos principios activos, sobre todo la esencia, los flavonoides y los ácidos-fenoles, confieren a esta planta las siguientes propiedades:

  • Acción antiespasmódica intestinal.
  • Acción inhibidora del sistema nervioso simpático.
  • Acción estimulante de la circulación.
  • Acción estimulante del sistema nervioso central.
  • Acción antitusígena y expectorante.
  • Acción eupéptica y colerética.
  • Acción antibiótica y antiviral.
  • Acción antifungina.
  • Acción antihelmíntica.
  • Acción antiinflamatoria.
  • Acción cicatrizante.

NOTA: No se debe olvidar que las acciones de muchas plantas son variables e incluso contrarias dependiendo de la dosis empleada.

Esta planta puede ser útil, entre otros trastornos, en fenómenos fermentativos intestinales, asma, bronquitis, gripes, catarros, heces malolientes, como tónico digestivo, tos, dolores espasmódicos digestivos, infecciones por hongos, lombrices, etc.

Plantas con acción expectorante y balsámica :

Plantas ricas en Saponinas : Hiedra terrestre, Hiedra trepadora, Regaliz, Pulmonaria, Capuchina, Violeta, Pensamiento, Grindelia.

HIDRA TERRESTRE (Glechoma hederacea L.)

Se utilizan las sumidades floridas. Contiene un principio amargo, la marrubina que es una lactona diterpénica semejante a la del manrrubio, pero aquí está en menor cantidad. También posee trazas de aceite esencial, colina, taninos y ácidos-fenoles (caféico, clorogénico, etc.).

Tiene propiedades expectorantes y antitusivas (Marrubina). Astringente por su contenido en tanino. Antiséptico (ácidos-fenoles). También estimula la secreción gástrica (marribina).

Algunos autores le confieren también propiedades antiespasmódicas y sudoríficas.

Se utiliza en afecciones respiratorias: bronquitis, catarros, etc. En uso externo en caso de heridas. No se recomienda dar sobredosis porque puede producir irritación gástrica.

PULMONARIA (Pulmonaria officinalis L.)

Se utiliza la planta entera. Dentro de su composición química destaca su contenido en mucílagos y alantoína que le confieren propiedades emolientes y cicatrizantes. También lleva incluidos en su composición taninos que le proporcionan una ligera acción astringente.

Por su contenido en saponinas posee acción expectorante, balsámica, diurética y sudorífica. La Pulmonaria es una planta remineralizante por su gran riqueza en sales minerales y sobre todo en sílice, que favorece la cicatrización de las lesiones óseas (actividad semejante a la Consuelda), aumenta la resistencia del tejido conjuntivo y aumenta la actividad leucocitaria frente a las infecciones.

También posee cierta actividad antigonadotrópica. En uso externo es emoliente, antiinflamatoria y cicatrizante. Se utiliza sobre todo en afecciones de vías respiratorias: tos, bronquitis, faringitis, tuberculosis pulmonar, gingivitis. Reumatismos, fracturas óseas.

Al igual que con el Tusilago, hay que tener cuidado y no se aconseja dar durante mucho tiempo seguido debido a su contenido en alcaloides pirrolisidínicos, pues son hepatotóxicos.

Plantas ricas en aceites esenciales : Eucaliptus, Hisopo, Enula, Pino, Mirra, Tomillo, Serpol, Loto, Hinojo, Anís verde.

HISOPO (Hyssopus officinalis)

Se utilizan las hojas y las sumidades floridas. Posee propiedades expectorantes, antitusívas y fluidificantes de las secreciones bronquiales, debidas a un principio amargo lactónico (la marrubina). Antiséptico bronquial (tuyona), antiviral (ácidos fenoles).

Es estimulante de las funciones digestivas y del sistema nervioso. Además contiene flavonoides (diosmósido), ácidos fenoles (caféico, clorogénico, rosmarínico), triterpenos (ácido ursólico y oleanólico), colina, que interviene en su acción hipotensora, por acción directa sobre la musculatura lisa vascular. Es estimulante del SNC y parasimpaticolítico, debido a su contenido en pinocanfeno. También tiene acción antigonadotrópica.

En uso exterior actúa como vulnerario. Indicada en bronquitis, catarros, asma, tos seca, etc. Como estimulante del apetito, dispepsias, etc. Está contraindicado en casos de inestabilidad neurovegetativa. No es aconsejable emplear su esencia, porque al ser muy rica en tuyona, puede ser convulsivante.

ENULA O HELENIO (Inula helenium)

Se utiliza la raíz y el rizoma. Contiene un aceite esencial, la helenina (mezcla de lactonas sesquiterpénicas, la principal es la alantolactona, acompañada de isoalantolactona y de dihidroalantolactona), lactonas derivadas del timol, inulina (fructosano), un principio amargo (la alantopicrina), esteroles (stigmasterol), alcoholes triterpenicos (dammaradienol), fitomelanos (resinas) y materias minerales.

Posee propiedades bactericidas, antivirales, antihelmínticas, antifúngicas (semejante su acción a la nistatina), por su contenido en helenina. Además es expectorante, bronco dilatadora y antitusiva, por el timol, diurética por la inulina, colerética, colagoga, tónica y estimulante del apetito y antiséptico urinario. Según autores franceses es una planta estimulante global de la hipófisis, que presenta una acción antialérgica marcada a nivel pulmonar.

En uso externo es vulnerario y anti pruriginoso. En eccemas, urticaria, heridas, ulceras. Se utiliza en afecciones respiratorias (tos irritativa, traqueitis, bronquitis, asma, etc.), disfunción biliar, falta de apetito, hipertensión, parásitos intestinales, hongos en la piel, etc. Dosis excesivas pueden producir vómitos y dolores de estómago.

MIRRA (Commiphora molmol Engler)

Es una oleo-gomo-resina obtenida del tallo, planta que en la antigüedad fue empleada sobre todo en forma de emplastos, mezclada con miel para tratar dolores musculares y reumáticos. El nombre de Mirra deriva de la palabra Árabe y Griega "mur" que significa amargo.

Esta planta crece en Arabia y Somalia y se obtiene mediante la exudación espontánea por las grietas y fisuras que ordinariamente se forman en la corteza o por incisiones realizadas en ella. Con ello se consigue una goma amarilla amarga y aromática que al secarse adquiere formas irregulares y una tonalidad pardo-rojiza.

En su composición destaca un aceite esencial formado por terpenos, sesquiterpenos (furanogermananos, furanoguaianos, furanoendesmanos), ésteres, aldehído cumínico y eugenol. Resina conteniendo ácidoscomifóricos, ácidos herabomirrólicos, ésteres y dos resinas fenólicas. Y goma compuesta por proteínas y glúcidos (galactosa, arabinosa y ácido glucurónico).

Estos componentes le confieren fundamentalmente propiedades expectorantes, antitusivas y antisépticas. Algunos autores le atribuyen además acción antiespasmódica, anti fúngica, astringente y estimulante inmunitaria, circulatoria y digestiva.

En uso externo es vulneraria, balsámica y desinfectante. Se usa para ayudar a la cicatrización de las heridas y a su desinfección, en reumatismos y en cosmética entra en la composición de algunas cremas nutritivas.

Se utiliza sobre todo, en inflamaciones de la cavidad bucal (gargarismos y dentífricos) y afecciones respiratoria. No usar durante el embarazo, pues algunos autores le atribuyen una acción estimulante uterina.