20081209061936-foto-noni.jpg

Estudios y utilidades.

(Enviado por un amigo)    Foto: Tomada de Webshots

El Noni ha sido utilizado significativamente por culturas propias de la región de la Polinesia francesa desde antes de Jesucristo. Hay datos de que era considerado como una fruta esencial a lo largo de los siglos en el tratamiento de diversas enfermedades.

A pesar de su antigua popularidad como agente medicinal en las culturas del Pacífico, había muy poca información disponible sobre sus componentes medicinales.

Así lo demuestran recientes investigaciones que sorprenden a los científicos por las innumerables propiedades medicinales que se encuentran en esta maravillosa fruta. Los experimentos realizados en seres humanos y animales confirman, cada vez más, las múltiples propiedades que se le atribuyen al milagroso Noni.

ESTUDIOS REALIZADOS POR EL DOCTOR RALPH HEINICKE.

Xeronina y regeneración de las células:

El científico Ralph Heinicke estaba trabajando en el Instituto de Investigación de la Piña tropical de Hawai a comienzos de 1950. Allí empezó a dirigir una investigación sobre ésta y sus componentes, la cual le permitió aislar una sustancia que llamó "bromelana". La investigación le reveló poco valor significativo; sin embargo, él empezó a recibir informes de otros investigadores sobre las singulares y beneficiosas propiedades medicinales asociadas a los extractos de la bromelana.

Comienza a revisar y a comparar sus datos con la nueva información que había recibido, concluyendo que el extracto de la bromelana debía contener componentes adicionales desconocidos que contribuían a sus acciones determinadas. Él y su equipo emprenden una investigación profunda sobre la bromelana y los demás ingredientes posibles en su extracto, que pudieran ser responsables de los potenciales beneficios para la salud.

Después de varios años de minuciosa investigación, pudo identificar las particulares propiedades medicinales del extracto de la bromelana y descubre una sustancia llamada proxeronina. Lo que él no sabía era cómo funcionaba la y cómo contribuía a las acciones terapéuticas del extracto de la bromelana. Luego de un tiempo y duro trabajo con la bromelana y el extracto de NONI, él y otros investigadores tuvieron una idea más clara de cómo funcionaba la proxeronina. La proxeronina es una sustancia clave y necesaria para que el cuerpo produzca xeronina, el principal agente responsable de la impresionante variedad terapéutica del NONI.

El doctor Heinicke finalmente encontró que estas sustancias trabajan sinérgicamente para producir la xeronina, que ahora sabemos actúa como adaptógeno para ayudar a las células dañadas y defectuosas a que se reparen así mismas y vuelvan a su normal funcionamiento.

Un experimento que realizó en el laboratorio con dos grupos de ratones lo sorprende. A uno de los grupos le suministró tetrodotoxina pura, y al otro, tetrodotoxina y xeronina. Los resultados fueron impresionantes.

El ciento por ciento de aquellos ratones a los que se les administró solamente el veneno murieron como se esperaba. La muerte es casi instantánea. Por el contrario, ¡el ciento por ciento de aquellos a los que se les administró xeronina junto con el veneno viviendo! Y no sólo sobrevivieron, sino que tampoco mostraron indicios externos de incomodidad o trauma.

Repitió el ensayo en varias oportunidades para probar su veracidad. Cada vez los resultados eran iguales. Si en algún momento llegó a tener dudas sobre las propiedades farmacológicas de la xeronina, después de estos experimentos ya no las volvió a tener.

Lo que descubrí es asombroso – dice- después de revisar los resultados de más de 10.000 personas que usaban Noni. Llegué a la conclusión que indudablemente posee una cantidad de propiedades medicinales eficaces, que la medicina moderna no puede ignorar. Para aclarar a la pregunta "¿Cómo es usado hoy el Noni?", les doy a ustedes una perspectiva general de los resultados de mi investigación, en donde se demuestra contundentemente que el NONI puede ser utilizado con seguridad y éxito para una amplia serie de trastornos de la salud.

Cáncer. Uno de los estudios fundamentales publicado en el 1997, investigó los modos de acción que hay detrás de la evidente capacidad del NONI para combatir el cáncer.

El estudio, realizado por investigadores de la universidad de Hawai, encontró que el NONI puede estimular el sistema inmunitario en ratones para aumentar su actividad (específicamente entre las diversas células de defensa del cuerpo). Según dijeron los estudiosos, cuando el NONI llega a las células de la defensa eran activadas, muchas de las células cancerosas eran aniquiladas y el crecimiento del tumor era suprimido significativamente. Esto sugiere que en el experimento en ratones, se suprime el crecimiento del tumor por medio de la activación del sistema inmunitario.

Otra sustancia importante relacionada con sus evidentes beneficios es el óxido nítrico. Durante los últimos años los investigadores han revelado una serie de descubrimientos revolucionarios concerniente al óxido nítrico y cuán crítico es para las funciones y acciones de una destacada cantidad de sistemas corporales.

En ensayos de laboratorio se ha demostrado, aunque el NONI no contiene óxido nítrico, que estimula al cuerpo para producirlo. Desde que en la década de los 80 fue descubierto el papel biológico del óxido nítrico, han aparecido literalmente miles de artículos de investigación en revistas y libros de textos médicos de que casi todo lo que el cuerpo necesita para funcionar correctamente depende de la presencia del óxido nítrico.

Y ahora la investigación ha demostrado que el NONI, la planta milagrosa tropical, puede estimular al organismo humano para producir más óxido nítrico, previniendo y ayudando a controlar así varios trastornos.

Actividad anticancerígena de la Morinda Citrifolia en el carcinoma intraperitoneal. (Lewis Lung implantado en ratones singénicos. A.Hirazumi, E. Furusawa, S.C. Chou & Y. Hokama, Proc. West. Pharmacol. Soc. 37: 145-146) (1994).

Este es un estudio muy significativo hecho por un equipo de investigadores de la universidad de Hawai, liderado por la doctora Annie Hirazumi. Ella se motivó con el estudio de la maravillosa fruta Noni, por sus experiencias con sus increíbles cualidades.

Su experimento comenzó cuando ella le suministró zumo puro de Noni a un perro que se encontraba en un estado moribundo. El animal se recuperó milagrosamente y la doctora Hirazumi decidió averiguar más sobre esta increíble fruta.

El estudio hecho por la investigadora Hirazumi y sus colegas fue realizado más tarde en ratones de laboratorio (específicamente ratones C57BL6), identificados como animales receptivos a las células inyectadas del carcinoma Lewis Lung. Los roedores fueron inyectados con dichas células activas, sin ningún tipo de tratamiento, estos murieron entre 9 y 12 días después de la inyección. Uno de los grupos de los ratones inyectados fue tratado con el zumo de Noni. Esta sustancia demostró un aumento significativo en la duración de vida de los ratones en experimento. Nueve de 22 de ellos sobrevivieron.

El experimento se repitió en un lote diferente de ratones, obteniéndose resultados similares. El equipo de investigación concluyó que el zumo de Noni "parece actuar indirectamente al aumentar macrófagos y/o linfocitos en el sistema inmune involucrando”.

Inducción de fenotipos normales en células transformadas RAS por Damnacanthal Morinda Citrifolia. (T. Hiramaysu, M. Imoto, T.Koyano, K.Umezawa cartas sobre el Cáncer 73 161-166) (1993).

En este estudio un equipo de japoneses investigó los efectos de más de 500 extractos de plantas tropicales en la célula K-RAS-NR (un precursor de ciertas clases de cáncer). El compuesto damnacanthal, encontrado en la Morinda Citrifolia (Noni), resultó ser un inhibidor de la función RAS.

Las células RAS fueron plantadas en 96 platos e incubadas a 33 grados centígrados por 24 horas. Se le agregó el extracto de la planta Noni y se examinó la morfología de la célula cada día por 5 días. La función RAS fue inhibida por el extracto de la planta inyectado. Se ha encontrado que este mismo compuesto ha inhibido la activación del temprano-antígeno del virus de Epstein-Barr. Así el extracto de la Morinda Citrifolia resultó ser el más efectivo inhibidor de la función RAS.

LOS COMPONENTES IMPORTANTES DEL FRUTO NONI

Ácido caprílico: antimicótico. 

Ácido caproico: fungicida; insecticida. 

Ácido urónico: desintoxica; contiene ácido glucurónico que es sintetizado en el hígado para la desintoxicación. 

Alanina: aminoácido, importante para el metabolismo de los azúcares y de los ácidos orgánicos, dietética; terapia del hígado.

Alcaloides: producen una reacción semejante a las sustancias alcalinas, enlaces de carbono que contienen nitrógeno; altamente bioactivos, con efectos muy diversos y en la mayoría de los casos muy específicos.

Hay alcaloides que actúan como anestésicos, como drogas y como remedios curativos muy especiales, o también como sustancias tóxicas. Algunos alcaloides conocidos son, por ejemplo: cafeína, estricnina, nicotina, cocaína; morfina; teobromina. En pequeñas dosis actúan en la mayoría de los casos de manera agradable y tienen un efecto curativo; en dosis altas resultan con frecuencia tóxicos.

Alimemacina: antídoto; bloqueador del receptor de la histamina H1 (neuroléptico), antitóxico.

Alizarina: glucósido.

Antraquinonas: sustancias amargas, estimulación de la digestión, contra infecciones en el corazón por estafilococos; contra infecciones por Shigella u otras bacterias causantes de disentería.

Arginina: aminoácido, esencial para niños, importante para la desintoxicación de amoniaco en el cuerpo.

Aspartato: neurotransmisor.

Asperulósido: glucósido iridoide.

Bioflavonoides: vitamina P (factor de permeabilidad), diversos efectos positivos sobre los órganos y el metabolismo; importante para la asimilación y la activación de la vitamina C; fortalecimiento de los capilares sanguíneos; impiden la destrucción de la vitamina C por oxidación; actúan contra inflamaciones, efecto estimulante de alergias (estrogénico) sobre órganos sexuales. Algunos bioflavonoides conocidos son: citrina, rutina y rutósido.

Carbonatos: sales minerales del ácido carbónico; los sistemas tampón más importantes del cuerpo. Son reguladores de grandes oscilaciones como, por ejemplo, del valor de pH del cuerpo. Desempeñan importantes funciones en la catálisis enzimática funcional como taponadores de las proteínas, reguladores de los valores del ph.

Carotenoides: Provitamina A, contiene alpha-, beta-y gammacaroteno; derivados del isopreno; efecto antioxidante, especialmente cuando se han producido daños por exposición a rayos UVA.

Cistina: aminoácido, ayuda en casos de anemia perniciosa, daños debidos a carencia de proteínas, enfermedades que afectan a la piel, afecciones hepáticas.

Cofactores: sustancias de ayuda para la capacidad de funcionamiento de las enzimas.

Damnacanthal: alcaloide; aumenta la capacidad de resistencia aumentando la producción de fagocitos; paraliza algunas células tumorales en relación con la división celular.

Enzimas: proteínas especiales, aceleran o hacen posible procesos de síntesis o de degradación actuando como biocatalizadores. Seguramente su configuración espacial es más estable gracias a la xeronina, lo cual es un requisito fundamental para que puedan llevar a cabo sus funciones.

Escopolamina: alcaloide; dilatador de pupilas, profilaxis contra la "enfermedad de viajar". Como parasimpatolítico inhibe la transmisión del impulso nervioso hacia las terminales nerviosas parasimpáticas.

Escopoletina: dilata vasos sanguíneos muy estrechos, actúa contra una sobrecarga de trabajo del corazón, normaliza la presión sanguínea, actúa contra las inflamaciones, es antihistamínico, ayuda contra la artritis, contra la bursitis (inflamación de la bolsa sinovial o sinovitis), contra la tendovaginitis, contra alergias. 

Esteroles vegetales: forman parte del protoplasma de todas las células vivas.

Fenilalanina: aminoácido; muy importante para todo el metabolismo. Está presente en casi todas las proteínas. Un déficit de este aminoácido o trastornos en sus funciones pueden conducir a enfermedades metabólicas u orgánicas graves.

Glicina: aminoácido; portador de la estructura del colágeno; controla, conjuntamente con GABA, el neurotransmisor inhibidor más importante de la motricidad; curación de heridas.

Glucopiranosas: azúcar; metabolismo de los hidratos de carbono, regulación de los niveles de azúcar, como monosacárido importante para la alimentación y el metabolismo celular.

Glucósidos: enlaces de azúcares; gran grupo de sustancias bioactivas con muy diversas funciones; por ejemplo: antibióticos, antioxidantes, en afecciones cardiacas (glucósido digitálico).

Glutamato: importante neurotransmisor; funciones: transmisión de percepciones sensoriales, funciones motoras, capacidad de aprendizaje, capacidad de memoria.

Hidratos de carbono: suministradores de energía.

Hierro: metal; transporte de oxígeno; oligoelemento existencialmente importante en la producción de hemoglobina, mioglobina y determinados enzimas; almacenamiento de oxígeno en los músculos. Muy importante en el metabolismo de las vitaminas de tipo B.

Tan solo un 8 % del hierro contenido en nuestros alimentos puede ser utilizado para ser digerido. Por lo tanto, es muy fácil sufrir un déficit de hierro. Además, el café, el té negro, algunos tipos de frutas y de verduras, fosfatos y la yema del huevo impiden la asimilación del hierro. Cuando nuestra dieta es mixta (carne y verdura), tan solo un promedio de un 15 % del hierro contenido en los alimentos llega a nuestro metabolismo. Al día se precisan unos 10 mg; en mujeres con la menstruación, unos 15 mg. ¡En personas vegetarianas, con frecuencia se registra un déficit de hierro condicionado por su alimentación! Durante la fase de crecimiento del ser humano, durante el embarazo y mientras la mujer está amamantando a su hijo, el requerimiento de hierro es mucho mayor. Las mujeres suelen perder casi el doble de hierro durante sus reglas mensuales.

Histamina: amina biógena; a través de los receptores H1 regula la contracción de la musculatura lisa del intestino, del útero, de los bronquios, de los grandes vasos, de los vasos coronarios, influye en la frecuencia de los latidos del corazón. A través de los receptores H2: estimula la secreción de los ácidos gástricos; a través de los receptores H3: inhibición de su propia secreción.

Isoleucina: aminoácido esencial; alimenta el metabolismo; síntesis proteica. Se necesita en muchos procesos bioquímicos; ¡carencias de este aminoácido y trastornos en sus funciones pueden llevar a graves enfermedades metabólicas!

Leucina: aminoácido esencial; terapia hepática.

Lisina: aminoácido esencial; importante para niños y animales jóvenes en la formación de huesos, en posibles trastornos en el equilibrio acido básico; producción de anticuerpos, hormonas y enzimas.

Magnesio: metal; activa todas las reacciones bioquímicas en las que interviene el ATP (adenosintrifosfato, un almacén y transportador de energía), importante para los huesos, activa también muchas enzimas, fundamentalmente en la biosíntesis de ADN y ARN (moléculas que contienen toda la información hereditaria). Muy importante para el metabolismo del calcio, del potasio y del fósforo, así como para las funciones de la vitamina C. Antagonista del calcio, efectivo contra la deposición de cal.

Metionina: aminoácido esencial, actúa contra infecciones de las vías urinarias y contra insuficiencia renal crónica; limitada capacidad de los riñones para eliminar sustancias urinarias; el suministrador fisiológico más importante de grupos metilo y de azufre; trastornos en la reabsorción de metionina pueden llevar a incapacidad mental, espasmos, diarreas fétidas y encanecimiento prematuro.

Morindadiol: alcaloide; efecto anticancerígeno (todavía no se ha estudiado en profundidad).

Morindina: alcaloide; efecto anticancerígeno; poco investigado.

Oligoelementos: bionutrientes fisiológicos. Importantes para el mantenimiento de la biosíntesis. Intervienen en casi todas las reacciones bioquímicas.

Prolina: aminoácido, entre otros es un componente importante del colágeno.

Proxeroninasa: enzima, sustancia que ayuda en la formación de la xeronina, actúa como transformador catalítico; se encuentra en el cuerpo del ser humano.

Proxeronina: sustrato; sustancia que sirve de punto de partida en la biosíntesis de la xeronina, a través de una catálisis en la que actúa la proxeroninasa se convierte junto a la serotonina en xeronina; aparece en grandes cantidades en la piña, la papaya y en el Noni.

Serina: aminoácido.

Serotonina: amina biogénica; sustancia mediadora, neurotransmisor, influye en el estado de ánimo, en el ritmo de sueño y vigilia, en la asimilación del alimento, en la percepción del dolor, en la temperatura corporal; en el sistema nervioso central; actúa como antidepresivo, estimula la digestión, sustancia que interviene en la biosíntesis de la xeronina junto a la proxeronina y la proxeronasa.

Sitoesterol: baja los niveles de lipemia; importante para el funcionamiento correcto de la próstata; sirve de apoyo en el metabolismo de las grasas.

Terpenos: sustancias que aparecen con frecuencia en las plantas; hidrocarburos insaturados, cuyas funciones en el metabolismo del ser humano aún no se conocen con claridad. Propiedades antioxidantes.

Tirosina: aminoácido; fase anterior a la biosíntesis de dopamina, adrenalina, tiroxina y melaninas.

Triptófano: aminoácido esencial; sustrato del que se parte en la biosíntesis de triptamina, serotonina, melatonina, ácido nicotínico. Antidepresivo, se utiliza también para inducir el sueño.

Valina: aminoácido esencial; factor importante en la degradación bioquímica de diferentes aminoácidos y de ácidos grasos impares. Juega un papel importante en la producción de proteínas. Carencias de valina pueden conducir a una acidosis, a una reducción de proteínas y a trastornos en el metabolismo.

Vitaminas: sustancias orgánicas que nuestro cuerpo precisa para mantener las funciones vitales y que deben ser ingeridas conjuntamente con el alimento.

Xeronina: alcaloide; modulador y estabilizador de las proteínas, suministrador de energía de las proteínas, activa más de 220 enzimas; se obtiene a partir de la proxeronina en una reacción catalizada por la proxeroninasa y en la que sirve de ayudante también la serotonina.