20081126000234-feria-07.jpg

Mirar con luz propia

Por Graciela Guerrero Garay

Los 200 delegados a la Asamblea Provincial de la FEU hicieron un buen análisis, más de lo realizado, de lo que queda por hacer. No escondieron entre parabanes deficiencias ni proyectos inconclusos. En el pormenorizado informe de estos dos años últimos de trabajo quedó claro: siempre hay una vanguardia, pero tenemos que lograr que todos seamos esa vanguardia, tocando las puertas del trabajo decoroso, sensibilizando a los que aún no lo están”.

El trabajo de las brigadas, que suman 593, es la médula espinal donde se notan aciertos y desaciertos, de aquí el llamado a la reflexión, a una mayor participación de dirigentes y estudiantes y a despojar el protagonismo de los vicios que le impiden ser exponentes vivos de la continuidad histórica de la Revolución y el espíritu de lucha de las universidades cubanas.

Partiendo de los acuerdos del VII Congreso de la organización,  cada tarea se discutió de manera crítica y profunda, se confeccionó un plan de medidas y lo más importante es, justamente, que se conocen las debilidades y se trazaron estrategias concretas para enfrentarlas y resolverlas en el mandato que comienza ahora, para el que fue ratificado como presidente Irenaldo Martínez.

Puntos neurálgicos como la residencia estudiantil, la respuesta productiva durante todo el curso de las Brigadas Universitarias de Trabajo (BUTS), la motivación y jerarquización de las carreras pedagógicas y agrónomas, así como todo lo relacionado con la preparación de los dirigentes estudiantiles, el trabajo político ideológico y el conocimiento de la historia estuvieron también en la agenda de discusiones.

Desde el trabajo por comisiones hasta la sesión plenaria, efectuada en el teatro del instituto superior pedagógico Pepito Tey, con la presencia del Primer Secretario del Partido Jorge Cuevas Ramos, los universitarios tuneros apostaron TRES MÁS por su Revolución. Y no solo porque están comprometidos, sino porque saben que los derechos, las prioridades, las oportunidades y los privilegios de los que disfrutan en su Cuba Socialista hay que conservarlos.

Ahora mismo, todos los días, las noticias que llegan desde cualquier otro país allende al mar cuentan de huelgas, represión, recortes universitarios, asesinatos y represalias de la fuerzas represivas contra miles de jóvenes que se lanzan a las calles a pedir un espacio en las escuelas, un empleo y hasta un simple bocado de comida.

Esta Asamblea de la FEU fue un acto de defensa puro por estos 50 años de ser y hacer con libertad y decoro. El camino a seguir mejorando está cada vez más definido. Las universidades tuneras, sus chicas y chicos, son hijos de estos tiempos.