20081109185254-pal.jpg

·        Los fuertes vientos que azotaron a Santa Cruz del Sur, por donde el ciclón tocó tierra cubana, han dejado muchas viviendas en el suelo. En las imágenes difundidas, sin editar aún, por los canales nacionales de la Televisión, testifican que los daños a este poblado camagüeyano son fuertes, aún cuando entró en categoría 3.

·        En Las Tunas se trabaja para restablecer la luz eléctrica a los municipios de Amancio, Colombia, Jobabo y Manatí, sin el servicio por razones diversas. El Puerto de Guayabal, en las informaciones preliminares, se habla de serias afectaciones a la Base de Campismo Popular, la foresta, las viviendas, empresas y servicio telefónico.

·        Fueron evacuadas 214 mil 433 personas a raíz de la amenaza de Paloma, que aunque hizo menos daño que Ike generó sin dudas un alto movimiento de recursos para salvaguardar la vida humana y los bienes de la economía

Por Graciela Guerrero Garay

Aunque ya el huracán Paloma dejó la tierra cubana y perdió su estructura de huracán, las primeras imágenes que difunde la Televisión Nacional Cubana dan testimonio de los daños ocasionados en Santa Cruz del Sur, lugar de la geografía camagüeyana donde penetró a la Isla en la noche de este sábado 8 de noviembre.

Viviendas totalmente arrasadas, muchas pertenencias que no pudieron resguardarse pues la vida de las personas fue lo primario en el trabajo de evacuación, tendidos eléctricos, la torre de Comunicaciones de ETECSA y el lógico y triste pasaje de desolación que sucede tras el azote de un ciclón categoría 3, con fuertes vientos, es lo que queda ahora de ese poblado sureño de Camagüey.

En Las Tunas, donde los municipios del sur, Amancio, Jobabo, Colombia, y también Manatí, por estar cercano al lugar donde salió el mar esta provocativa Paloma, recibieron afectaciones y al momento de redactar estas líneas, sobre el mediodía del domingo, estaban sin electricidad.

Los datos preliminares hablan de serias afectaciones en la Base de Campismo Popular de Amancio, por la penetración del mar y la subida de las olas. Lo mismo las viviendas, el servicio telefónico, entidades del Estado y otras instalaciones del municipio.

Aunque aquí en la ciudad de Las Tunas acaba de asomar un débil rayo del sol, persiste la lluvia por intervalos y más o menos fuerte. Lo mismo sucede en casi toda la región central y oriental de Cuba.

El país tiene activo, continúa activado es la verdad, todo el sistema nacional de defensa y se trabaja en grupos y subgrupos por continuar las arduas y esforzadas tareas de la recuperación, que ocupan el objetivo primero de esta Isla desde que Gustav e Ike, en agosto y septiembre, le colapsaron su economía y toda la infraestructura social.