20080917231259-calle1.jpg

Así amaneció mi barriada un lunes 8 de septiembre del 2008. Al querido terruño, al barrio de todos los días, con sus colores verdes, su amplia avenida limpia, sus tonos de sol y su algarabía, le ganó la tristeza.

Cuba acababa de ser tocada por la furia de Ike, el más desvatador huracán de los últimos 50 años.

Ya hay otros tonos de grises en el ambiente, pero de estas imágenes se hablará por mucho tiempo.

Por Graciela Guerrero Garay       Fotos: Lloansy Díaz Guerrero