20080523094228-bandera.jpg

Espías de billetitos

·        La Isla Faro de América Latina continúa demostrando a la opinión pública que hay real financiamiento y apoyo de funcionarios del gobierno norteamericano encaminados a desestabilizar el país

·        Es un juego peligroso de casi medio siglo, en su afán desmedido de quitar del camino el proceso revolucionario más convincente y legítimo de la región

·        Hasta en Miami han tenido que aceptar las evidencias y pruebas contundentes presentadas por Cuba, sacadas a la palestra internacional por el panel de periodistas e investigadores del programa informativo Mesa Redonda, del Canal Cubavisión.

Por Graciela Guerrero Garay

La noticia continúa en las primeras planas, dentro y fuera de Cuba. Nadie puede negar que, aún con muchísimos enemigos, esta Isla tiene más amigos que detractores. La historia lo ha demostrado en su casi medio siglo de resistencia, sobrevivencia, enfrentamientos y combate a pecho abierto por retener y salvar su victoria revolucionaria, en enero de 1959.

El enemigo, el mayor y poderoso gobierno de Estados Unidos, no ha dejado un minuto de atacar. El bloqueo económico, leyes, legajos, enmiendas, resoluciones, vetos, votos en contra, amenazas, ataques y hasta el copón divino, como dice la tía Eufrasia, están ahí en documentos clasificados y desclasificados, dentro y fuera del territorio americano. No es secreto para nadie.

Cuba lleva medio siglo poniéndole el cascabel al gato. Y siempre ha ganado la pelea. No por suerte, carambola o bolita de cristal. Ha ganado porque demostró, demuestra y demostrará siempre la verticalidad de sus justas denuncias y su soberano derecho a defenderse, sobre todo si el atacante es un imperio que quiere cocerle la ropa a todos los demás (léase países que deciden ser libres y darle a sus ciudadanos un proyecto viable de desarrollo equitativo y de justicia social. Y agréguele para todos)  y anda matando sin piedad bajo cualquier pretexto, con la ropa descocida.

Pudiera ser el cuento de la buena pipa, ese de nunca acabar y siempre diciendo “el cuento de la buena pipa”. Pero no, ya Estados Unidos ha hecho tanto fuera y dentro de sí mismo, que se le acabó el cuento de la buena pipa y ha tenido que tomarse su propia sopa amarga. Las denuncias públicas que hace hoy Cuba sobre el financiamiento a elementos evidentemente contrarrevolucionarios en la Isla, los nexos con funcionarios de su gobierno y con reconocidos mercenarios y organizaciones en Miami descubren, sin medias tintas, quien es el auténtico mentiroso.

Todo eso está claro, muy claro. Lo que verdaderamente no está limpio para mí  es la convicción “patriótica” de quienes, como Marta Beatriz Roque, le siguen el juego peligroso de servirle de carnadas. ¿Dónde está dicho que el amor exige money?  O lo que es igual, que lo acepta con  total beneplácito. Si en verdad en toda esta gente que se auto tilda de “presos de conciencia” y de genuinos cubanos, “los que de verdad sufren y quieren la democracia y la libertad de Cuba”, hubiera honor de cubanía, firmeza de principios y ética humana, se inmolaran sin aceptar un kilo, ni a Estados Unidos, ni a Rescate Jurídico ni a nadie.

Creo que el “señor imperio” y sus representantes deberían hasta cuidarse de ellos.  No dudo que mañana le hagan lo mismo que le están haciendo a su nación y se les vendan a otro postor más importante. Quién sabe, el mundo da vueltas, ¿o no? La Casa Blanca y toda esa mafia miamense debieran tenerlo en cuenta. Puede haber gato por liebre.

De cualquier manera, la prueba está dicha. El culebrón desmantelado. La investigación continúa y el Miami Herald, esa prensa tan reaccionaria, este amanecer de miércoles publica: Cuba: "Dama de Blanco" reconoce ayuda del exterior, rubricado por Andrea Rodríguez, The Associated Press.

Una activista de las "Damas de Blanco", esposas de un grupo de disidentes presos, aceptó haber recibido dinero de una organización anticastrista de La Florida, pero no pudo comentar sobre cómo llegó a Cuba."No somos políticas, luchamos por la libertad de nuestros esposos, un derecho sagrado de las familias", dijo Pollán. "Aceptamos apoyo de todos", dijo el martes a la AP Laura Pollán.

Así dice la noticia. ¿Merece algún otro comentario?