Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Clima.

Metas del Milenio

20090322065232-agua2bf6.jpg

Cuba es una perla de  nácar viva

  • La voluntad hidráulica emprendida como una de las tareas priorizadas de la Revolución permite que hoy, en Ankara, donde se celebra el V Foro Mundial del Agua, la Isla pueda decirle al mundo que el 96 por ciento de su población recibe agua potable.
  • La situación de este recurso natural es cada vez más compleja en la mayoría de las naciones. La llamada guerra del agua no es una utopía.

Por Graciela Guerrero Garay        Foto: Tomada del blog haciendofotos.com 

Las guerras del agua son fiambres. Las noticias exactas: desde hace mucho, científicos, naturalistas, investigadores y estudiosos de prestigiosos centros ponen el alerta roja en sus análisis: no habrá oasis en la tierra  si las naciones no asumen conductas responsables y coherentes con el comportamiento de uno de los recursos naturales que trasciende como un juego de vida o muerte: el  AGUA.

Lo que parecía una mala premonición de adelantados maleficios, es hoy una verdad incuestionable, el cambio climático, la desertificación y la desforestación consciente o provocada por los mismos fenómenos atmosféricos acaban, más rápido y sutil de lo que creíamos,  con sus fuentes de abasto.

Los pobres vuelven a ser los agredidos  en masas. Es desesperante el escalofrío  que producen las estadísticas.  Nadie con dos dedos de frente y un poco de humanidad en los bolsillos puede darle la espalda al asunto.

Abdelghani  Chehbouni, responsable del Departamento de Hidrología Espacial (CESBIO), en una conferencia como miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), afirmaba que el número de personas muertas a causa de la mala calidad del agua es superior a las víctimas de todas las guerras del mundo. Al tiempo, redundaba  que su calidad y gestión razonada para la agricultura son prioridades en el problema de la escasez del líquido.

Algo así como un gran titular de ciencia ficción y, a mi modo de ver, pecado mayor por lo que se silencia el tema entre la gente común, que al final de las cuentas es la que la ingiere  contaminada o le falta a la mesa.   En las llamadas metas del milenio no está por capricho exigir a los gobiernos  que incluyan en sus agendas de prioridades una política adecuada y justa sobre el tratamiento del agua,  para el bienestar de sus pueblos y una calidad de vida en correspondencia con los niveles de desarrollo actuales.

Sin embargo, todo lo contrario sucede en la mayoría de los países, incluso en aquellos donde los recursos naturales dan para repartir a los más, si no estuvieran bajo el poderío de grandes transnacionales o respondieran a cuños de capitales privados o injerencistas. Un estudio realizado en los cantones de Costa Rica por el Laboratorio de Acueductos y Alcantarillados testifica que allí 1,8 millones de personas reciben agua de mala calidad y es la razón de casi todas las enfermedades diarreicas que sufren esencialmente los niños. Y donde hay mayor pobreza, hay problemas más serios.

México no queda atrás en las denuncias que abordan las complejas situaciones que se dan con el agua. Un trabajo publicado en el sitio digital Planeta Azul, la comentarista  Martha Delgado hace notar que las tarifas y la privatización del control del líquido crean serias diferencias para su  acceso, sobre todo en las zonas marginales y los clientes de menores ingresos, y llamaba al gobierno a buscar un equilibrio en estos indicadores. En ese mismo medio se citaban titulares que ponen al desnudo el incremento exorbitante del precio de uno de los recursos naturales que comprometen la existencia del hombre.

Cuba no tiene resueltos todos su problemas hidráulicos, sin embargo hoy puede vestir de largo en el cumplimiento de una de las metas del milenio y ubicarse en el podio mayor de las contadas regiones de la tierra que, a pesar de pertenecer  al Tercer Mundo y verse azotada por temporadas de intensa  sequía, hace uso racional de esta riqueza hídrica y el 96 por ciento de su población recibe agua potable.

Por estos días la delegación cubana que asiste al V Foro Mundial del Agua, que se celebra en Ankara,  habla de estos temas, en los que destaca el 95 por ciento de cumplimiento en los indicadores de servicios básicos de saneamiento gracias a toda esa voluntad gubernamental que encierra el programa hidráulico emprendido por la Revolución e, intensificado, en los últimos años.

Trasmitir la experiencia cubana y defender que el acceso al agua potable se reconozca como un derecho humano fundamental, con la consiguiente responsabilidad de los Estados de lograr efectivos planes que lo garanticen a todos los niveles,  se hizo esencia en la intervención de René Mesa, presidente del Instituto de Recursos Hidráulicos, citado en un despacho de Prensa Latina sobre la cobertura del evento.

Estas acciones coordinadas no son privativas de un territorio u otro como sucede en el resto del mundo, sino de una política cohesionada, con justo equilibrio en la asignación de recursos y en correspondencia  con las necesidades más acuciantes del desarrollo armónico del país, lo que valida – amén de los detractores – los beneficios sociales que alimenta un proyecto socialista, sobre todo aquí donde el cruento bloqueo sostenido por Estados Unidos durante medio siglo es un dragón de fuego para la economía y los procesos inversionistas generales y, más, en los sectores que inciden directamente en la población.

Las Tunas, virgen en todos los sentidos al triunfo de la Revolución, puede hablar de la existencia de una red confiable y viable del aprovechamiento del agua, su adecuado tratamiento para el consumo humano y todo un sistema modernizado y con competente atención especializada a partir de la superación constante de la empleomanía a su cargo.

Los azotes violentos de los tres huracanes del pasado  año sobre este territorio y  que movieron la infraextructura de la nación lo corroboran. Las 23 presas tuneras acumularon entonces 285 millones de metros cúbicos e incrementaron en alrededor de un 15 por ciento los volúmenes del líquido. Empero, no hubo desastres que lamentar, incluso en la conocida como El Rincón que completó  su capacidad -  20 millones  de metros cúbicos-  sin sufrir daño alguno en sus diques.

De este programa huelga el comentario. Mucho queda por hacer en la Isla en asuntos de alcantarillados, acueductos rurales y mejoras en el sistema hidráulico nacional, prácticamente en cero al triunfar la Revolución. Hoy, después de muchas décadas de gratuidades, el servicio de agua y alcantarillado se cobra pero un núcleo de cinco personas paga, por ambos conceptos, 6.50 pesos en moneda nacional, en tanto en épocas de intensa sequía se lleva en pipas  a los barrios, totalmente gratis. Y para nadie es secreto que todos los recursos e inversiones de este sector solo son comercializados en dinero convertible y según reglas del mercado internacional.

En el V Foro Mundial del Agua, Cuba y su delegación exponen la experiencia de este importante programa revolucionario de la voluntad hidráulica. Abrirá un puente sincero de colaboración a los países que lo necesiten. Esta nación pequeñita del Caribe vuelve a mostrar sus soles al mundo y, también, una vez más, los gobiernos tienen en sus manos los destinos de su gente.

Ankara puede ser una puerta segura y no una esperanza incierta. Hay aproximadamente 6 mil millones de personas en la tierra y los estimados de las Naciones Unidas predicen, para el 2025, unos 8 mil 500. Que no  mueran diciendo agua…agua…agua es responsabilidad de quienes hoy deciden los caminos y el bienestar de los pueblos. Ellos, todos, saben de qué cosa estoy hablando. 

22/03/2009 06:52. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.

Cuba se levanta del ataque de la naturaleza

20080912150646-arboles.jpg

Ike y Gustav han sido los huracanes más temibles que han azotado a la Isla en más de medio siglo

·        Todo el país, de una manera u otra, está severamente afectado

·        Las Tunas recibió el impacto más terrible de un ciclón a lo largo de su historia

·        Nadie ha quedado sin protección. Hay más de 320 mil viviendas dañadas. Solo Ike derribó totalmente 30 mil casas. Las reservas estatales se mueven para ayudar a resarcir los daños y a los cubanos afectados

·        Las Tunas no tuvo pérdidas de vidas humanas. Ya hay electricidad en varios circuitos de la ciudad capital provincial.

·        Los trabajadores de las Empresas Eléctricas y Telefónicas no duermen. Todo el pueblo coopera con la recuperación, desde los centros de trabajo y las comunidades

·        Poco a poco, a lo largo y ancho de la Isla se restablecen los servicios esenciales, se adoptan medidas emergentes y se buscan soluciones para buscar la normalidad dentro del desastre nacional provocado por los ciclones Gustav e Ike

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: Tomadas de 26 Digital

Es triste, muy triste, pararse en cualquier punto cardinal de mi ciudad. Ya su hermosa geografía no es la misma. Un monstruo natural la sacudió sin piedad, la arrancó de raíz sus árboles, le partió en dos sus tendidos eléctricos, sus redes telefónicas, los techos de sus viviendas, de sus instituciones.

Desdibujó sus lugares bonitos, los parques, los jardines, las avenidas. Fueron cinco horas de terrible tensión con el ruido infernal de los vientos. No hay palabras exactas para describirlo, sin antes vivir tan desagradable experiencia. Era como un signo de muerte, devenido aire furioso, implacable, mortífero. Es casi un milagro que no haya pérdidas de vidas humanas. Solo la disciplina, la preparación previa del pueblo, la constante información y preocupación del Estado, con sus Consejos de Defensa, a todos los niveles de mando, la rápida movilización ante la amenaza, fueron la garantía y el éxito en este sentido.

Acabo de tener fluido eléctrico, casi un milagro después de tantas afectaciones. En realidad es el milagro de la voluntad, del amor, del sacrificio de los trabajadores de la Empresa Eléctrica, de la Telefonía, de la cooperación de todos. Nos levantaremos con la misma fuerza de los vientos, con el mismo frenesí con que la naturaleza nos maltrató las alas.

Estos apurados apuntes son apenas las notas que se iban guardando tras el silencio impuesto por Ike. Las imágenes son terribles, desoladoras, pero estas lágrimas de ahora, como siempre, serán perlas – ya son- que brillarán nuevamente para el futuro de esta Isla, que dignificarán más su historia, que explicarán al mundo porque los cubanos sabemos justamente lo que quiso decir José Martí cuando afirmó que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.

12/09/2008 15:06. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.
tugrace

Esperando a IKE con seguridad y disciplina

20080907180248-cacicana-tuna.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

La inminencia de que IKE, otro huracán poderoso y temible, entre por tieras cubanas y azote, directamente el oriente del país y la provincia de Las Tunas, es ya una certeza inevitable.

Los tuneros, como todos los cubanos, están enfrascados en prevenir los desastres lo más que se pueda. Todos los sistemas de defensa en Cuba están actividados. Se siguen atentos los constantes partes metereológicos y de orientación que se dan ininterrumpidamente por la TV y la Radio.

En los barrios, la gente asegura sus casas. En los centros de trabajo, este domingo, parece un día normal de faena. Se aseguran los medios.

El tiempo aqui aún no está deteriorado..Alguna llovizna de vez en vez. Lo vital es que se trabaja para enfrentar a Ike con la mayor seguridad posible.

Las vidas nuestras están aseguradas. Cuba está lista para enfrentarse a esta nueva herida del clima y la naturaleza. Hay agitación, nerviosismo propio de estas cirscunstancias, pero se trabvaja intensamente para que los daños sean mínimos y la vida fluya, después del temporal, con la misma esperanza que hasta hoy.

07/09/2008 18:02. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.

El más violento en medio siglo: Huracán Gustav

20080902165434-calle.jpg

Mucho daño, mucho coraje y optimismo en Cuba

·        Ni un solo cubano perdió la vida y las imágenes que se difunden por la Televisión lo mismo enseñan un camión de carga volcado por los vientos, que cientos de casas sin techo, sillas empotradas en los árboles, frutales y cosechas arrasados, más de 80 torres de alta tensión caídas…

·        Ahora la recuperación, la ayuda del Gobierno y de todas las restantes provincias. Poco a poco, se van restableciendo los servicios esenciales en las zonas afectadas

·        Todavía hay lugares en los que el acceso es imposible

Por Graciela Guerrero Garay   Fotos: AP (Tomadas de Internet)

La imagen bonita que muchos cubanos tenían de sus casas en la provincia de Pinar del Río y el Municipio Especial Isla de la Juventud ahora arranca lágrimas. Quizás, nada pueda ser igual y, con el tiempo, alguna fotografía contará a la memoria cómo fue antes de Gustav y después de Gustav, ese terrible huracán categoría 4 que entró a Cuba por estas regiones de su zona occidental.

Sin embargo, no es un hallazgo poder gritar a los cuatro puntos cardinales que ni un solo cubano perdió la vida, a pesar de que el monstruo dejó su saña mortal por los campos y ciudades al penetrar al territorio de la Mayor de las Antillas, en los últimos días de agosto.

A la cultura que tiene el pueblo para enfrentar y prepararse ante la mínima insinuación de la naturaleza de hacer gala de sus fuerzas, con este tipo de eventos que se observan con extrema responsabilidad y se ponen de inmediato a conocimiento público, se asocia directamente el papel activo, educativo, persuasivo y constante de la Defensa Civil durante los 50 años de la Revolución

Son muy pocos los muertos que ocasionan los fenómenos meteorológicos en Cuba, y la mayoría lo provocan la irresponsabilidad de las personas en cumplir las orientaciones. Ahora mismo, cuando redacto estas líneas un primero de septiembre, en la tarde, el canal Cubavisión trasmite la Mesa Redonda con todo ese torrente de optimismo con que el pueblo de Pinar del Río y la Isla de la Juventud trabajan en la recuperación de sus comunidades, pueblos y campos. 

También es saludable para el ánimo escuchar que brigadas de la Construcción, de la Empresa Eléctrica y de las Comunicaciones del resto del país llegan o se esperan para ayudar a restablecer los servicios esenciales de luz eléctrica, agua, reparación de viales, etc. En tanto, la máxima dirección del país no escatima recursos para resarcir los daños en el menor tiempo posible.

Ya Fidel Castro lo dijo en su reflexión El Huracán,  no se construye en un minuto la verdadera Cuba.  Sobre todo si están en el suelo unas 80 torres de alta tensión, más de 86 mil viviendas han sido afectadas; cientos de cosechas, casas de tabaco, caminos, carreteras, escuelas, recursos de todos tipos y en todos los sectores de la vida pública y privada sufrieron daños de envergadura.

Pero, como también sabemos los cubanos, con grandes proezas, con sacrificios, con paciencia y con amor, cual ave fénix, Pinar del Río y la Isla de la Juventud estrenarán colores nuevos en su geografía. Lo importante y esencial, lo irrefutable, es que se trata de Cuba Socialista donde no hay millones de millones de pesos para repartir, pero si millones de millones de millones de voluntad, entereza, optimismo y confianza para levantarse y volver a andar.

Gustav, al final de las memorias, es otro puntal para ilustrar coraje.

02/09/2008 16:54. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.

Huracán Gustav

20080901012141-news.jpg

No hay desolación tras el duro latigazo

Por Graciela Guerrero Garay

Hace apenas unas horas el temible huracán Gustav salió al mar. El reloj marcaba entre las 9 y 30 de la noche y las 10.00. Atravesó Pinar del Río, la más occidental de las provincias de Cuba, luego de su ojo tocar tierra por un punto de la Isla de la Juventud. Este 30 de agosto del 2008 será memoria en la historia de los pueblos de esta zona cubana.

Los daños todavía no se han calculado en sus dimensiones reales. El tiempo no ha dejado hacer, ni acaso, lo imprescindiblemente necesario. La suerte es que este país tiene su defensa civil siempre lista para las eventualidades y hay toda una cultura del pueblo, cultivada desde las raíces propias del Gobierno y su Partido Comunista, para enfrentar estos fenómenos naturales e impredecibles.

Las afectaciones son cuantiosas. Tienen que serlo. En Las Tunas, mi terruño, se sintió la lluvia continuada y andaba entonces azotando a Haití. Estuvimos en Alerta Ciclónica durante dos días, hasta que cambió el rumbo. Ahora era el otro extremo de Cuba el que estaba en peligro. Se hizo realidad el pronóstico.

Pinar del Río, La Habana e Isla de la Juventud tienen muchos de sus árboles en el suelo. Tendidos eléctricos, inundaciones. En medio del huracán, categoría 4,  la Televisión Cubana se mantuvo ininterrumpidamente informando al país, cámara en mano, imágenes actuales y, donde no pudo, vía telefónica y Radio Aficionados fueron los asideros para llenar de actualidad las trasmisiones.

Muchos cubanos no han dormido en esta última semana de agosto. La máxima dirección del país siempre al tanto de todo, en los lugares, con la gente. Es una enseñanza y un estilo de trabajo creado y heredado de Fidel Castro. Todavía no puedo recordar el lugar donde no estuvo ante eventos de este tipo. Claro, estuvo en todos, siempre.

Cuba mañana domingo, el último de agosto, se levantará con nubes, agua y fango en su occidente. Oriente también espera sus chapuzones como el centro. Empezarán las duras jornadas de la recuperación, los nuevos “rompecabezas” por el futuro más cerquita, inteligente y de todos.

No será fácil. Nunca lo es ni ha sido hasta aquí. Es rehacer lo hecho, quitarle a la novedad para reconstruir lo que era tangible. Nuevas exigencias, retos, ritmos y algoritmos. No importa.

Gustav se llevó calles, árboles, techos, desdibujó campos, cosechas, casas…pero jamás se podrá llevar la esperanza y la tenacidad de los cubanos. El ciclón nuestro está en el pecho y hasta ahí no llegan los huracanes. Esto también está demostrado.  

31/08/2008 16:23. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.

Los paraguas, en masculino y femenino

20080702165028-sombrillas.jpg

Vuelven a convertirse en el techo del mundo

Por Graciela Guerrero Garay

Desde que empezó a caminar de manera “inteligente”, hay muchas cosas que van con el ser humano como la hiedra a la piedra. Sin embargo, por día parece incrementarse el número de objetos que necesita para minimizar los riesgos existencialistas y sobrevivir  ante las turbulentas y desafiantes amenazas de estos últimos tiempos.

Tal como no ha podido desprenderse del uso de los calcetines, el sostén, la camisa o la saya, prendas comunes al margen de culturas y naciones, ideologías o credos religiosos, tampoco parece que podrá renunciar al paraguas o sombrilla, objeto que cobra mayor presencia en el mercado y una sistemática demanda, sobre todo en los países ubicados en el Trópico, de altas temperaturas a lo largo del año.

Estos artefactos, como dicen unos, están llamados a ser maravillas imprescindibles cada vez que la ciencia nos alerta con una nueva información sobre el calentamiento global, el deshielo del casquete polar, el agujero negro de la capa de ozono o la dañina acción de los rayos ultravioleta.

Basta saber que este año quizás sea posible arribar al Polo Norte en barco, según algunos estudiosos del Centro de Datos sobre Hielo y Nieve, en Colorado, Estados Unidos. Las probabilidades, al decir de los científicos, de que se derrita el “carapacho frío” que lo recubre están por encima del 50 por ciento, partiendo del hecho real de que la formación de su capa helada ha desaparecido y reemplazado por una envoltura de hielo más fino.

Así las cosas, ¿quién se negará a protegerse con un paragua, una sombrilla o una sombrillita?, si ya a esta altura de junio en esta parte oriental de Cuba, en el llamado Balcón del Oriente, es tan sofocante la sensación que te embarga por el ardiente sol, aún bajo techo, que más de una persona me ha confesado que sale a la calle “porque no tiene otra alternativa”. Y puedo agregar que, al unísono, hay una fresca brisa que molesta, incluso, por su persistencia y vira al revés la frágil armazón de estos atuendos tan diversos y antiquísimos.

La historia del paragua no tiene sus raíces transparentes. Tal parece que el interés por su surgimiento se ha destapado en la última mitad del siglo pasado, quizás avalado por sus potencialidades comerciales y la evidencia de una demanda global. El cambio climático está tan generalizado sobre la tierra que lo mismo llueve de repente en China, que hay un sol ardiente a las siete de la noche en cualquier geografía. Las olas de calor de que se tienen noticias, las inundaciones, los eventos atmosféricos en general, dan crédito.

Si bien el ciudadano común ha llegado a la conclusión de que tiene que comprarse una sombrilla, muchas bibliografías no coinciden en delimitar su aparición en un tiempo exacto. Unos la ubican en fecha muy anterior a nuestra era, en la península Itálica, en manos de los Estruscos. Otros la enmarcan entre los descubrimientos  del siglo XIX, y se cuenta que en inicios se llamó paraguas y era un pedazo de tela sobre un agarradero de madera.

También se le atribuye como antecedente el hecho de que nuestros ascentros se colocaban, tal vez con el mismo fin, hojas de árboles en la cabeza y, la imagen, despertó la musa de algún buen observador y nació el paraguas. Aunque algunas curiosidades enuncian que esta gestora era una mujer y añaden que en China ya había “parasoles” antes de Cristo, lo mismo que en Grecia y Roma, donde hay leyendas dando fe de que los usaban para evadir el sol durante sus orgías.

Verdades y mentiras, más acá o más allá en la máquina del tiempo, nadie puede quitarle el valor a estos utilitarios atuendos, que en inicios, sobre todo en Cuba, con fuertes arraigos machistas, parecían ser exclusivos del sexo femenino y donde fue común, hasta hace una década atrás, mofarse del hombre, al margen de la edad, que se presentara en público exhibiendo un elegante paraguas multicolor, fuera de nylon o tejido ordinario.

Hoy la realidad es otra. El ardiente sol, imposible de parapetar y evadir con una visera o una gorra deportiva, ha extendido el uso de la sombrilla a todas las edades y, en este Balcón de Oriente, casi a las cinco de la tarde, puede asomarse a la ventana y sorprender a cualquier joven bajo una sombrilla negra, roja, de colores, grande, mediana, pequeña, en perfecto estado, con una varilla rota...lo esencial es no ser mordido por el Rey de lenguas amarillas y un verano que se siente desde el amanecer. 

OTROS DETALLES NOTABLES

Sin dudas, el paragua o la sombrilla, con sus pequeñas diferencias de estilos y tamaños, incluso de flexibilidad en la armazón de varillas que sostiene la tela, el nylon o el material sintético impermeable que también se utiliza, según un muestreo en algunos puntos comerciales de la ciudad de Las Tunas, tiene hoy una preferencia en las opciones de compra y, por primera vez en años, apuntan testimonios de los vendedores, se busca mucho las adecuadas para infantes pequeños, de 2 a 6 años.

Ante la competencia, gana el sol y los hombres adquieren con más frecuencia, las  de colores enteros, aunque también un tanteo entre ellos arrojó que en última instancia, sino pueden usar las de las féminas de la casa, compran la que exista en las vidrieras, “lo importante es taparse, porque tememos hasta a un cáncer en la piel, y los médicos recomiendan protegerse”.

Este fenómeno de ir buscando estilos de sombrillas o paraguas que tengan cierto toque “masculino” puede ser un buen indicio para los fabricantes, pues  hay padres que, ante la resistencia de los pequeños de usarlos con estampados o flores, sugieren que se produzcan cobertores más serios y factibles para los varoncitos.

La historia es caprichosa y se repite. La bibliografía existente afirma que en los lejanos años de la Edad Media también la gente se burlaba de los que utilizaban los paraguas, a pesar de que era habitual entre los pudientes, en esculturas de la época y pegadas a la vida de personajes ilustres como el monarca de Francia, Enrique II.

El repudio también, como ahora, se trocó en aceptación, y durante el mandato de Luis XV, en tierras galas, devino grito de la moda y se dice que surgió entonces el primer gremio de paragüeros y llegó a ser una prenda solo accesible para los ricos, dada la diversidad de sus diseños y la elegancia de los mismos. Y al agua seguramente le debe el escocés Charles Macintosh la propiedad de ser el primogénito de hacerlo impermeable, aunque muchos no vieron bien el olor a caucho que expelía y vagaba en la distancia.

La superstición es parte igualmente de su ir y venir a lo largo del mundo. Muchos se cuidan de dejarlo abierto dentro de la casa por temor a una desgracia. Si se te cae, debe recogerlo otro para no ser víctima de la mala suerte. Más de una dama escondió su rubor ante un piropo, mientras algunos evadieron un encuentro o escaparon de un asedio, caminado de prisa y cubriéndose totalmente el rostro con su parasol.

Lo cierto es que, contra todo lo que pueda discernirse, el paragua o la sombrilla, con multicolores maneras de llamar la atención y ganarse el precio de compra, a las puertas y el camino del siglo XXI no es un asunto de modas, de clases pudientes o tendencias sexistas. Es, simplemente, un objeto imprescindible para evitar enfermedades propias del sol y de la lluvia, en un mundo que oscurece o ilumina su cielo en cuestiones de segundo.

En Cuba, desde la Punta de Maisí hasta el Cabo de San Antonio, es presencia constante apenas el astro Rey sale a despertar campos y ciudades, más en este verano que se siente sofocante y ardientemente cálido. La muestra está en que las sombrillas llegan a los comercios y “vuelan”, perseguidas por mujeres, hombres, niñas y niños.  Son, sin dudas, el nuevo techo del mundo.

02/07/2008 16:50. tugrace #. Clima No hay comentarios. Comentar.

¿Paraguas o sombrillas?

Por Graciela Guerrero Garay

Años llevan los paraguas rodando por el mundo y parece que no pararán. Desde que los franceses anotaron el punto de ser los primeros en utilizarlos en el siglo XVI, muchas damas, de todas las épocas, se dejaron hacer un óleo o un trazo para simular sus siluetas, a veces desnudas, bajo el picaresco y encubridor artefacto, confeccionado con tela, en sus orígenes, y varillas de metal.

Pero la historia de estos amigos protectores de la lluvia y el sol, no es tan sencilla. Al robusto paraguas alguien le buscó su pareja, la sombrilla. Y también los llenó de supersticiones. De esta suerte, se cuenta que nunca deben abrirse en el interior de la casa, ni siquiera en un recinto cerrado y tampoco en el vestíbulo o porche de cualquier lugar. Hacerlo da rienda suelta a un mal que, en ocasiones, puede desencadenar la muerte. Este maleficio es relativamente reciente, pues como tales, no fueron introducidos en Europa hasta el siglo XVII.

Su simbología procede de los parasoles orientales, representativos de la realeza que dimana de la divinidad, y del palio. Desde ese ángulo, se interpretaba que usurpar la condición divina por medio del uso de ambos objetos era interrumpir el itinerario del reino de la luz (el sol), y contribuía a desairar a los dioses. Por eso sólo se permitía que, excepcionalmente, se usara para cobijo y protección en las salidas al exterior.

Otras concepciones más racionalistas argumentan que esta superstición la crearon, de forma artificial, a principios de introducir su uso en Europa, con el fin de evitar los posibles accidentes que provocaban los primeros y desprevenidos usuarios del armatoste, al intentar abrirlo. Sin embargo, prevalece la creencia, que involucra igualmente las fuerzas del bien y, para algunos, usar un paraguas un día soleado es invocar la lluvia. A los tuneros nos vendría de maravillas, ¿cierto o falso?

La sombrilla parece quedarse al margen de los sortilegios, mire usted si el machismo es viejo. El problema es el señor, que si se nos cae anuncia una decepción en el amor o en los negocios y, siempre, debe ser otra persona la que lo recoja del suelo para evitar el riesgo.

Y no crea que termina ahí la historia del paraguas. Resulta que si se usa de ventilador, girándolo y girándolo, espanta la suerte y si, impulsado por el viento, se vuelve hacia atrás, también. Ah, y no se le ocurra colocarlo sobre la cama y tampoco sobre una mesa, aunque si alguien le olvida en un lugar extraño, es signo de que el destino le tiene reservada alguna sorpresa agradable.

Verdades o mentiras, leyendas o populismo, no podemos negar que en este verano no hay mejor compañero que ese aparato, masculino o femenino, digo, paraguas o sombrilla, para protegernos del bendito sol de oriente. Si quiere, créase la historia o el cuento de los ascentros, pero nunca crea que es mejor caminar sin estos objetos utilitarios que le ayudan a conservar la lozanía y evitar las enfermedades de la piel que, sin dudas, ocasiona la exposición prolongada bajo el rey amarillo, que está que corta, como dice el viejo Anselmo, quien prefiere andar "disfrazao de espantapájaro que pirimpimpinto", mientras pregona por ahí..."limones, traigo limoneeeeeesss". Decida usted.

07/12/2005 19:48. tugrace #. Clima Hay 3 comentarios.

¿Quién dice que no es verdad?

Por Graciela Guerrero Garay
El agua no es una tragedia local ni nacional. Las guerras del agua hace tiempo ocupan la mente de los científicos y desvelan a los naturalistas y ecologistas de todo el planeta. El cuidado del medio ambiente tampoco es una fiebre de locos por “el verde”. El hombre sabe desde mucho que tiene su cuota de responsabilidad en la pureza del oxígeno que lleva a sus pulmones. Sin embargo, se aferra a usar orejeras como las bestias de corral. Ha degradado su medio.
Hace minutos recibí, a vuelta de correo electrónico, esta carta fechada en el año 2070. Quizás, para muchos, sea una broma más o una simple cadena de esas que inundan a diario los servidores del mundo. Pero no; es una suerte de canto, como el Padrenuestro Latinoamericano que llama a la libertad del cóndor o las palomas. O un vía crucis, donde se salva o se muere. Júsguela. Confío que podrá recordarla mañana, ahora, cuando le llegue una pipa al barrio o ande, cubos en manos, buscando dónde cae una gota de ese líquido de vida por sus alrededores, como sucede en este oriental territorio cubano, Las Tunas, azotado por una intensa sequía que prevalece y se agudiza. Pero si usted tiene el privilegio de tener agua, no la derroche. Hay hechos donde las palabras están de más. Esta es la carta.

Año 2070
Acabo de cumplir los 50, pero mi apariencia es la de alguien de 85. Tengo serios problemas renales porque bebo muy poca agua. Creo que me queda poco tiempo. Hoy soy una de las personas más longevas en esta sociedad. Recuerdo cuando tenía 5 años: todo era muy diferente.
Había muchos árboles en los parques, las casas tenían hermosos jardines y yo podía disfrutar de un baño de regadera hasta por una hora. Ahora usamos toallas empapadas en aceite mineral para limpiar la piel.
Antes, todas las mujeres lucían su hermosa cabellera. Ahora debemos afeitarnos la cabeza para poder mantenerla limpia sin agua. Antes, mi padre lavaba el auto con el chorro de la manguera. Hoy los niños no pueden creer que el agua se utilizara de esa forma. Recuerdo que había muchos anuncios que decían "cuida el agua", sin que nadie los tomara en cuenta, pensábamos que el agua jamás se podía terminar. Ahora, todos los ríos, presas, lagunas y mantos acuíferos están irreversiblemente contaminados o agotados.
Antes la cantidad de agua indicada, como ideal para beber, era de ocho vasos al día por persona adulta. Hoy solo puedo beber medio vaso. La ropa es desechable, con lo que aumenta grandemente la cantidad de basura; hemos tenido que volver al uso de los pozos sépticos, como en el siglo pasado, porque ya las redes de desagües no se usan por la falta de agua.
La apariencia de la población es horrorosa; cuerpos demacrados, arrugados por la deshidratación, llenos de llagas en la piel por los rayos ultravioletas, que ya no tienen la capa de ozono que los filtraba en la atmósfera. Inmensos desiertos constituyen el paisaje que nos rodea por doquier.
Las infecciones gastrointestinales, enfermedades de la piel y de las vías urinarias son las principales causas de muerte. La industria está paralizada y el desempleo es ramático. Las plantas desalinizadoras son la principal fuente de empleo y te pagan con agua potable en vez de salario.
Los asaltos por un bidón de agua son asunto común hoy en las calles desoladas. La comida es 80 por ciento sintética. Por la resequedad de la piel una joven de 20 años luce como si tuviera 40. Los científicos investigan, pero no hay solución posible. No se puede fabricar agua. El oxigeno también se ha degradado por falta de árboles, lo que disminuye el coeficiente intelectual de las nuevas generaciones. Se ha alterado la
morfología del espermatozoide de muchos individuos, como consecuencia hay muchos niños con insuficiencias, mutaciones y deformaciones.
El gobierno, incluso, nos cobra por el aire que respiramos. La gente que no puede pagar es arrojada de las "zonas ventiladas", dotadas de gigantescos pulmones mecánicos que funcionan con energía solar. No es de buena calidad pero se puede respirar; la edad promedio es de 35 años.
En algunos países quedan manchas de vegetación con su respectivo río, fuertemente custodiado por el ejercito. El agua se ha vuelto un tesoro muy codiciado, más que el oro o los diamantes. Aquí en cambio, no hay árboles porque casi nunca llueve, y cuando llega a registrarse una precipitación, es de lluvia ácida. Las estaciones del año han sido severamente transformadas por las pruebas atómicas y la industria contaminante del siglo XX.
Se advirtió entonces que había que "cuidar el medio ambiente". Y nadie hizo caso. Cuando mi hija me pide que le hable de cuando era joven le describo lo hermoso que eran los bosques, le hablo de la lluvia, de las flores, de lo agradable que era bañarse y poder pescar en los ríos y embalses, beber toda el agua que quisiera, lo saludable que era la gente.
Ella me pregunta: Papá, ¿Por qué se acabó el agua?!. Entonces, siento un nudo en la garganta; no puedo dejar de sentirme culpable, porque pertenezco a la generación que terminó de destruir el medio ambiente o, simplemente, no tomamos en serio tantas
advertencias. Ahora nuestros hijos pagan un alto precio y sinceramente creo que la vida en la tierra ya no será posible dentro de muy poco, porque la destrucción del medio ambiente llegó a un punto irreversible.
¿Tiene dudas? Ojalá que no, porque en nosotros está el destino de ese tiempo futuro. Nuestros nietos esperan. Actuemos ahora. Algo aún se puede hacer.
06/05/2005 00:17. #. Clima Hay 1 comentario.


Archivos

Ms

contador de visitas
Contador de visitas
diseño web economico

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next