20200728163317-imag1290.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay        Fotos: De la autora

Las Tunas.-  Mucha fantasía convierte en “racionales y humanos” a los protagonistas de las doce historias que conforman el libro “cuentos de Piedra Chica”, un entretenido y bien editado regalo de la Editorial Sanlope, el cual atrapa entre sus bien hilvanadas narraciones y su lectura agradable e instructiva.

Aunque su autora Irma Rosa Govín Fernández desde la dedicatoria plasma su intención de que es un cuaderno para niños, cualquier adulto se adentra en “el país de Piedra Chica” y siente el cosquilleo de la mágica cordura de los personajes, sus vivencias y el mensaje que entrelíneas quiso dejar la escritora, siempre con un manejo inteligente del diálogo y esa gracia natural de duendes y paisajes tocados con la varita de la imaginación.

Las bien logradas ilustraciones de Junior Fernández Guerra, la edición de Ailen Rosales Reyes y la corrección de Mirtha Beatón Borges, lo convierten sin dudas en un libro de muy buena factura, apuntalada con la encuadernación de Jorge Polanco Martínez y la impresión de Andrés Sao Téllez.

A la venta en la librería Fulgencio Oroz está este reciente título de la “Sanlope”, certera en acercar a los tuneros la atractiva creación literaria de Irma Govín, quien es también poetisa, narradora, dramaturga y promotora cultural, además de ganar lugares en varias antologías, ser miembro del Grupo Iberoamericano Espinel – Cucalambé y recibir varios premios por su ingeniosa labor.

Este verano donde nunca viene mal guardar la cordura en casa y disfrutarlo con sumo cuidado preventivo por la presencia del invisible y  contagioso Covid-19, una lectura amena, educativa y sugerente como “cuentos de Piedra Chica” puede ser ese momento de instructivo placer que necesitamos con los hijos y con nosotros mismos. Lo invito a ese fabuloso encuentro. Seguro lo agradecerá.