20171020185132-montajemedicamento.jpg

 

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- Los controles sobre las demandas de medicamentos en Las Tunas apuntan a un incremento del consumo de varios grupos farmacológicos como los antibióticos, situación que compromete la salud de la población.

Con el paso del tiempo, las bacterias, hongos, virus y parásitos han encontrado la manera de "defenderse" y resistir a los antibióticos que intentan impedir su reproducción y evolución. El uso poco responsable de este tipo de fármaco contribuye a agilizar tan peligroso fenómeno.

Leer más: Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas: alternativas para aliviar la falta de medicamentos

Leer más: Emcomed: Por un mejor servicio

"La automedicación nunca es la opción para enfrentar las enfermedades, siempre hay que consultar al facultativo", afirma Leodán Ferrera Gutiérrez, licenciado en Ciencias Farmacéuticas y jefe del Centro de Distribución de la Empresa Comercializadora de Medicamentos Encomed.

"Me llama la atención que en países como Venezuela, donde tuve la posibilidad de cumplir misión internacionalista, existen infecciones que se combaten con la penicilina, mientras que para eliminarlas en nuestro medio, a veces hay que utilizar fármacos de la atención al paciente grave".

La problemática no solo incluye a los antimicrobianos, también se registra un alza en el abuso del consumo en otros tipos. Así por ejemplo, los tuneros sienten predilección por la dipirona que hoy está en déficit en la provincia y cuya ingestión resulta agresiva al sistema digestivo, según expone Ferrera.

Ante el incremento de las dolencias asociadas al envejecimiento poblacional, constituye una preocupación la ausencia de algunas tabletas en las farmacias. "En este caso tenemos el meprobamato, en desuso a nivel mundial.
Por esta causa y ante la carencia de las materias primas para su producción, Cuba ya lo sacó de su cuadro básico, pero en su lugar ofrece el metocarbamol, con la misma efectividad".

El licenciado destaca la inclusión de productos novedosos como el Heberprot-P, con excelentes resultados en la evolución de los pacientes
con lesiones de pie diabético y Las Tunas es una de las provincias más destacadas en su aplicación.

"El país trabaja además, en la producción y uso de los anticuerpos monoclonales ante la alta incidencia del cáncer en la Isla", agrega.

Sin dudas, recurrir a los medicamentos solo con prescripción médica, tomar las dosis adecuadas y no interrumpir tratamientos constituye la mejor
manera de preservar el bien más preciado: la vida.