20141116210457-lpv-78.jpg

 

Por Graciela Guerrero Garay      Fotos: De la Autora

La mañana desgranó con esos soles de oriente, tibios y besados por el fresco rocío mañanero. No era exactamente la gente del barrio la causante del ruido y las voces, y de los leves golpes de hierro al caer al pavimento. Los vecinos bajaron después, a la hora acordada. Quienes llegaron bien temprano eran desconocidos. La mayoría vestía atuendos deportivos y en una hora montaron  un complejo deportivo en plena calle.

Hay fechas que cubanos y tuneros no pasan por alto y hacen sus convocatorias comunitarias para pasar un buen rato y compartir detalles y valores disgregados entre las rutinas cotidianas. Este sábado prometía ser diferente en la Avenida Primero de Enero del Reparto Santos. Y lo fue.

El Combinado Deportivo Listo Para Vencer (LPV) llegó al Consejo Popular 18 a conmemorar el Día de la Cultura Física y el Deporte, a celebrar el próximo miércoles 19. Trajeron sus disciplinas y especialistas; las escuelas y profesores de Educación Física encargados de dar vida saludable a los escolares; los limitados físico-motores; adultos mayores; jóvenes con inclinación y talento para determinadas áreas y a quienes hacen del ejercicio un camino más para vivir mejor.

A las nueve de la mañana era una fiesta. Los cientos de inquilinos que habitan en los edificios multifamiliares de la zona se sumaron poco a poco. Y el deporte, un derecho legítimo por esta isla caribeña, estrenó colores. Mejor, compartió con manifestaciones artísticas y acciones de Salud propiciadoras de mayor aceptación  y regocijo popular.

DOS HOMBRES: UNA RAZÓN

Ricardo Romero Drake, el Delegado y promotor de estos encuentros comunitarios, junto al Máster en Ciencias Ángel Michel Escalona Ortiz, director del Combinado, unieron iniciativas y cada cual hizo su parte. Los centros docentes de los Consejos Populares 3, 5,7 y 18 aportaron el potencial cultural formado por cursos a partir del trabajo de los Instructores de Arte, así como los resultados de las clases de Educación Física y el Deporte, una asignatura incluida como las Matemáticas y la Lengua Española en el programa de estudio.

Competencias deportivas, demostraciones de los Círculos de Abuelos, de las personas con limitación físico-motoras, juegos de adiestramiento y entretenimiento, disciplinas ya consagradas en el municipio y la provincia hicieron galas,  en paralelo con danzas, solistas, coreografías y tablas gimnásticas en un ambiente ilustrativo de la valía de esa integralidad sin fronteras que forma aquí el decursar de la existencia del pueblo.

UN IMPACTO MÁS: LA SALUD COMUNITARIA

La salud y el bienestar de los tuneros –dígase cubanos- es otra de las prioridades gratuitas a las que el derecho constitucional en el país jamás cierra puertas y aquí, en los barrios, toma forma práctica y aprovecha espacios.

El equipo de Prevención y Salud del policlínico Gustavo Aldereguía –enclavado en el Consejo 18- tampoco faltó a esta convocatoria masiva y, encabezado por el Licenciado Jorge Manuel Peña Hernández, educador en la institución, resultó otro importante impacto entre los vecinos.

Equipados con la tecnología necesaria para realizar un quit de pruebas rápidas para diagnosticar al momento la presencia del virus VIH-SIDA, resultaron una de las motivaciones muy aceptadas entre la  población, fundamentalmente en los jóvenes quienes de forma voluntaria fueron hacia ellos a descartar quizás la sombra de dudas que pudiera desvelarlos o confirmar que nada tienen que temer.

Con delicadeza, discreción, ética y la imprescindible charla educativa que merita un proceso de ese tipo, este personal especializado, al detectar un seropositivo, le orienta los caminos a seguir y cómo pueden, de cumplir con responsabilidad cuanto se deriva de ello, alargar la esperanza de vida y desempeñar su existencia con mayor calidad y naturalidad.

LA HUELLA DEL PARA SIEMPRE

El tiempo y el reloj se comieron con su prisa la mañana. Sin embargo, no pudieron borrar huellas ni quitarle la alegría al vecindario. Los premiados atesoran sus diplomas, el Combinado y sus trabajadores estaban satisfechos, el Delegado más cercano y orgulloso de su gente y la gente, claro está, traía en los ojos esa mágica expresión de que vivir es eso…amar lo que se hace y entregar desde adentro lo que afuera se multiplica en gloria y felicidad porque nació de un hecho sano, sencillo y de cada cual, al final, de todos. Y en este espacio de la Avenida estaban, en bien propio y de los demás. Es como dijo Sófocles: La obra humana más bella es la de ser útil al prójimo.