20080813165750-fidel.jpg

Por Graciela Guerrero Garay

Agosto siempre te traerá entre los mejores sentimientos de cientos de miles de personas, en diversas geografías del planeta. Serás el eterno Comandante latinoamericano, por suerte, nuestro.

Los que cultivan las semillas del bien común y traen luz a las tinieblas, bendicen tu nacimiento y agradecen el amor que entregas a tus sueños y tus ideas. Millones te admiran y respetan, y tu presencia es más fuerte que toda la metralla que jamás pudo destruirte. 

Hoy, en tu nuevo cumpleaños, estoy segura que América te recordará con más gratitud que ingratitud. A la virtud no la mata una malsana maldición. La Operación Milagro es uno de los cientos de milagros que les has regalado a los humildes hermanos de tu tierra. La sonrisa de los niños cubanos es tu propia sonrisa cada día.

Felicidades, así no más, parece una palabra muy simple para la inmensidad de tu obra. Ahora mismo observo mi entorno y lo veo lleno de edificios, de gente sencilla, instruida, que vive en paz a pesar de lo que nos falta.Tu meta fue siempre esa, mejorar al hombre. Cuando nací esto estaba lleno de marabú y crecí escuchando que vivía en “una aldea”. Tremenda aldea, que tiene lo que jamás tuvo 50 años atrás.

En Majibacoa, también tan diferente hasta que llegaste tú, te harán los tuneros los festejos especiales por tus 82 años. En esta ciudad, que guarda tus huellas necesarias, el Parque de la Revolución 26 de Julio tendrá actividades múltiples para recordarte en masas, con ese sabor a pueblo que defendiste desde la Sierra Maestra y llenaste hasta aquí de cosas buenas a lo largo y ancho de la Isla.

Tengo que acabar estas cuartillas, pero antes debo entregarte los abrazos y besos que te mandan quienes saben y no dudarán nunca que presente y futuro pueden conjugarlos sin terror a la muerte porque nuestro eterno Comandante, tú, Fidel, le diste lo esencial y repartiste lo poco entre muchos para que, al menos, todos pudieran dormir en paz.

Ese, quizás, sea tu mejor regalo. Recibir el amor de los agradecidos.